Los socialistas se compromete a trabajar para minimizar el impacto de la reestructuración bancaria en la provincia
Cyl dots mini

Los socialistas se compromete a trabajar para minimizar el impacto de la reestructuración bancaria en la provincia

Reunión celebrada este jueves en la sede del PSOE.

Jesús Caro ha mantenido un encuentro con representantes de los trabajadores afectados por el ERE que contempla el despido de 61 de los 235 empleados actuales de Bankia y Caixabank.

El secretario general y senador del PSOE de Ávila, Jesús Caro, ha mostrado su preocupación por el nuevo escenario del sector bancario en provincia abulense, ante lo que ha manifestado el compromiso firme de los socialistas de “hacer las gestiones necesarias para revertir la situación de destrucción de empleo y servicios en nuestra provincia”.

 

En esta línea, Caro ha trasladado su interés por mantener contactos con la dirección de Bankia al objeto de realizar propuestas o llegar a acuerdos para descentralizar servicios de las grandes capitales y ofrecer nuevos servicios y departamentos para Ávila.

 

“Para nosotros lo más importante es dar una solución a las personas que se ven afectadas por la propuesta de la empresa para que tengan una oportunidad laboral. Y, en este sentido, entendemos que hay opciones viables para la recolocación como puede ser la puesta en marcha en Ávila de un centro de atención telefónica de la entidad bancaria”, ha explicado.

 

Sede central

 

A juicio del parlamentario socialista, “Ávila siempre ha tenido una sede central y no podemos renunciar a ello”.

 

Por su parte, Gustavo del Caso, representante de UGT para los empleados de banca en Castilla y León, ha agradecido el interés y la predisposición del PSOE de Ávila para minimizar el impacto de la reestructuración y los despidos que, a su juicio, “no son consecuencia de la estructura de la fusión sino una excusa para reducir personal sin voluntariedad. En definitiva, se trata de despidos forzosos”.

Comentarios

Fukov 29/04/2021 18:18 #3
Si estos vendehumos son capaces no ya de ayudar a estos pobres trabajadores, sino de no perjudicarles con sus actos, promesas imposibles, palabrería hueca y demás zarandajas, me comprometo a no meterme con ellos durante seis meses. Repito, me conformo con que no los perjudiquen.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: