Los socialistas reiteran la necesidad de que el equipo de Gobierno aclare las medidas adoptadas para paliar la crisis del Covid-19

Yolanda Vázquez, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Ávila.

Llevarán una proposición al pleno del viernes para que el equipo de gobierno concrete, "de manera exhaustiva", todas y cada una de las medidas a adoptar por el equipo de gobierno para paliar las consecuencias de la pandemia

Los concejales del Grupo Municipal Socialista insisten en que los abulenses "merecen tener un gobierno municipal que les diga la verdad. Algo que hasta ahora no ha sucedido. Ni siquiera una situación como la actual, que requiere de unidad, colaboración y transparencia ha conseguido que el equipo de gobierno de Por Ávila deje a un lado sus intereses partidistas en pro del beneficio general”, admiten.

 

Es por ello que el Grupo Socialista va a llevar una proposición al pleno del viernes para que el equipo de gobierno concrete, "de manera exhaustiva", todas y cada una de las medidas a adoptar por el equipo de gobierno, sean o no derivas del documento presentado por el Grupo Municipal Socialista, para paliar las consecuencias de la pandemia y que se establezca un calendario para su implementación con las previsiones presupuestarias para su puesta en marcha.

 

Según Yolanda Vázquez, “hace ya varias semanas que el propio alcalde acogía, según él mismo, más del 70% de las medidas contenidas en el documento presentado por nuestro grupo para minimizar el impacto económico y social del coronavirus, y aún no sabemos cuáles son, como tampoco sabemos el destino de parte del dinero consignado en ese acuerdo marco que se ha anunciado, y que tampoco es verdad que recoja 24 millones”, asegura.

 

“En definitiva, hay que poner negro sobre blanco la gestión”, dice la portavoz socialista quien señala que “lo importante ahora son las personas, no las siglas políticas y eso es algo que Por Ávila parece no asumir”. La segunda de las mociones pretende, como ocurre en otras presentadas por el PSOE en “no perder el tiempo y trabajar con margen de maniobra para cumplir con la legislación vigente y los plazos que marca”.

 

“En este caso, se trata de la adaptación a la nueva Ley de Cambio Climático y la instauración de zonas de bajas emisiones en localidades de más de 50.000 habitantes, como es nuestro caso”. Los socialistas piden que, de forma transversal y en colaboración con todas las áreas y servicios municipales afectados, el Ayuntamiento empiece a trabajar en el correspondiente estudio y protocolo de actuación para adaptar la ciudad a la legislación en materia de cambio climático, y a hacerlo antes de 2023