Los socialistas demandan la realización de un estudio del estado de los árboles de toda la ciudad
Cyl dots mini

Los socialistas demandan la realización de un estudio del estado de los árboles de toda la ciudad

Manuel Jiménez, concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Ávila.

"Haciendo especial hincapié y comenzando por aquellos más cercanos a las zonas infantiles, para evitar que una caída pueda tener peores consecuencias”, asegura el concejal Manuel Jiménez.

El portavoz de Medio Ambiente del Grupo Municipal Socialista, Manuel Jiménez, ha afirmado que “el tiempo nos termina dando la razón y atestigua que las peticiones que realizamos los socialistas son total y absolutamente razonables”.

 

Manuel Jiménez se ha referido al estudio e informe del estado del arbolado de la ciudad que “llevamos pidiendo años sin obtener respuesta, cuando los hechos demuestran que se trata de una actuación urgente y necesaria, toda vez que se producen situaciones de riesgo como la que acaba de darse en el Paseo del Rastro. Y ello, sin que en esta ocasión la meteorología haya sido adversa, cuanto más, en el momento que empiecen las lluvias y se incrementen las rachas de viento”.

 

“El suceso del Rastro trae causa de esta falta de inspección y se suma a la caída de ramas y rotura de árboles que se producen en episodios de mal tiempo”, ha dicho el edil del PSOE quien recuerda que “el año pasado ocurrió algo similar en el parque de La Encarnación, esta vez, justo al lado de una zona infantil de juegos”.

 

“Se trata de acometer un diagnóstico global del estado de los árboles de toda la ciudad, revisándolos en su conjunto, haciendo especial hincapié y comenzando por aquellos más cercanos a las zonas infantiles, para evitar que una caída pueda tener peores consecuencias”, ha dicho el concejal socialista quien ha aprovechado, hablando de árboles, para recordar otras cuestiones pendientes como “la elaboración de un Plan Director de arbolado viario para que se establezcan los criterios que permitan conseguir la normal convivencia entre ciudadanos, arbolado y elementos urbanos, revisando en su caso, las prescripciones de la ordenanza de arbolado del año 2004”.

 

“Este es un acuerdo que se adoptó en el pleno de mayo de 2018 sobre la que no se ha avanzado un ápice, pese al deterioro que sufren las aceras y las consecuencias que ello tiene para la movilidad peatonal. Existen un buen número de puntos elevados como consecuencia de la invasión de las raíces de especies arbóreas, más allá de la propia ubicación de los citados árboles, en muchos casos, incompresible en medio del paso de la acera”, ha finalizado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: