Los socialistas de San Bartolomé de Pinares acusan al equipo de gobierno de dejadez y de no atender a los vecinos

Los concejales del PSOE consideran que la gestión del PP al frente del consistorio está dejando ciudadanos de primera y segunda en el pueblo.

Los concejales socialistas de San Bartolomé de Pinares consideran que “la acción del equipo de gobierno del Partido Popular en nuestro municipio adolece de una dejadez y una falta de compromiso con los ciudadanos impropio de quienes son representantes y garantes de los derechos de los vecinos, en tanto que ostentan un cargo público de responsabilidad”.

 

“Calles sin asfaltar y equipamientos sin mantenimiento, entre otras muchas cuestiones es la fotografía de nuestro municipio, por los sucesivos gobiernos del Partido Popular que, lejos de mejorar la calidad de vida de los vecinos, lo que está consiguiendo con su gestión es que haya ciudadanos de primera y de segunda”.

 

Así se han referido a quienes viven en ciertas calles de la localidad, concretamente, a las ubicadas entre la pista polideportiva y la calle Juan Chico. “En este espacio se contabilizan un total de cinco calles públicas que llevan décadas en un estado lamentable, sin asfaltar, sin aceras y con desagües a la vista. A nuestro juicio, los vecinos de esta zona del pueblo están siendo objeto de un agravio comparativo ya que hay otras calles del municipio, más nuevas, que sí han contado con obras de mejora. Incluso, se han acometido inversiones en vías privadas de varias urbanizaciones”.

 

A juicio de los concejales socialistas, “esta es una muestra más del desprecio a los vecinos porque la gran mayoría de los que viven en las calles afectadas por falta de intervención, son personas mayores, con problemas de movilidad a los que transitar por estas vías se les hace complicado, además de peligroso”.

 

“Desde el PSOE no es la primera vez que pedimos que se mejoren estas calles. Sin embargo, nunca se ha atendido nuestras peticiones, pero ello no nos hará desistir de conseguir lo que consideramos que es un derecho de nuestros convecinos”.