Los sindicatos agrarios UCCL y UPA unen sus fuerzas en Ávila y Arévalo para manifestarse por el campo

Representantes sindicales agrarios (Foto: Miguel Hernández)

Los sindicatos agrarios han anunciado hoy las manifestaciones que van a organizar en la provincia, para hacer visibles sus reivindicaciones a los problemas que afectan a agricultores y ganaderos de la provincia.

En una rueda de prensa conjunta los representantes de ambos sindicatos han expuesto una relación de problemas que afectan hoy a los agricultores, que les impulsan a realizar manifestaciones para reclamar soluciones, no sólo a los precios de venta de sus productos, sino a otros que en nuestra provincia tienen una gran incidencia: sequía, ataques del lobo y control de fauna salvaje y ayudas PAC (Política Agraria Común). El día 3 los tractores circularán por Ávila y el día 5 será en Arévalo, contando con todos los permisos pertinentes, entando en el ánimo de los manifestantes molestar lo menos posible y en una actitud absolutamente pacífica.

 

En referencia a la sequía, en la provincia los sindicatos estiman unas pérdidas de unos 27 millones de euros en la agricultura y unos 43 millones de euros en la ganadería, que han calculado según la producción por hectárea para la agricultura (2.200Kg de media contra los 900 del pasado año). Una cuestión que también ha influido es el suministro de Las Cogotas: los agricultores que dependen de esta fuente de agua reclaman que no han podido regar y, además, tiene que seguir pagando el canon de amortización, lo que ha causado gran indignación entre los agricultores, que reclaman la devolución del importe abonado por un servicio que no han recibido.

 

En ganadería han tenido en cuenta la superficie de pasto perdida, que afecta a una gran cantidad de terreno. También el ataque de los lobos, siendo Ávila la provincia que más ataques ha registrado en la Comunidad de Castilla y León, superando a todas las demás provincias juntas. Si bien este problema se concentra en una zona muy concreta, los ganaderos piden soluciones efectivas y un control por parte de la Junta. La fauna salvaje y su control es otra reivindicación que reclaman los ganaderos, tanto por el peligro de accidentes, como por los riesgos sanitarios que pueden representar.

 

Los importes recibidos de la PAC, según declaran los representantes sindicales, tampoco son suficientes ya que, según los sindicatos, estas compensaciones se establecieron para evitar el alza de los precios hace muchos años, pero los agricultores siguen vendiendo a precios de hace 30 años y los importes compensatorios que reciben son insuficientes, especialmente cumpliendo una legislación estricta en materia de sanidad y sufriendo incrementos en los costes de producción.

 

Además, con la salida de Reino Unido de la Comunidad Europea, se espera una disminución de estas ayudas, por lo que otra de las preocupaciones es la negociación política en Europa, que los agricultores y ganaderos temen no sean lo suficientemente eficientes, reclamando el uso de la cláusula de “zona desfavorecida”.