Los siete municipios de España donde el impuesto de circulación es un 'regalo' y las capitales donde menos se paga
Cyl dots mini

Los siete municipios de España donde el impuesto de circulación es un 'regalo' y las capitales donde menos se paga

Los denominados paraísos fiscales del impuesto de circulación permiten pagar una mínima parte de lo que se abona en capitales de provincia, donde también hay diferencias.

El impuesto sobre vehículos de tracción mecánica es uno de los gastos fijos de los propietarios de coches, furgonetas y motos, y una fuente de ingresos irrenunciable para muchos ayuntamientos. Su cuantía se fija a nivel nacional en una horquilla mínima y máxima, pero los municipios tienen la opción de graduarlo aplicando un gravamen. La gran mayoría lo tiene al máximo, pero hay diferencias importantes entre lo que se paga en algunas ciudades y en otras.

 

Son los denominados 'paraísos fiscales' del impuesto de circulación, municipios donde se paga mucho menos de lo que es norma y que atraen miles de matriculaciones, hasta el punto de que su parque móvil multiplica hasta por 40 el número de habitantes. El incentivo, pagar mucho menos por este impuesto imprescindible, aunque hay diferencias también entre capitales de provincia: no sólo los municipios más pequeños con esa estrategia fiscal marcan diferencias.

 

Entre las capitales de provincia, 12 de las 52 doblan la cuota y eso se nota en los precios finales. Según un informe de Automovilistas Europeos Asociados, un vehículo de 12 caballos fiscales (la medida tributaria para este impuesto) paga en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife 34,08 euros por los 86,64 euros de San Sebastián: una diferencia del 150% entre las dos capitales más barata y más cara. La tarifa intermedia oscila entre los 22 y 114 euros para los turismos según su potencial fiscal.

 

Vitoria, Bilbao, Castellón, Tarragona, Barcelona, Palma, Ciudad Real, Valladolid, Huelva y Granada, además de San Sebatián, están entre las más caras. Santa Cruz de Tenerife, Melilla, Zamora, Cáceres, Palencia, Jaén, y Badajoz son las más baratas. Lista completa de capitales de provincia.

 

Paraísos fiscales

Pero hay municipios donde la diferencia de precios va más allá y ha generado el fenómeno de los paraísos fiscales. Según AEA, existen ayuntamientos donde se paga una tarifa sensiblemente inferior a la de sus capitales de provincia. La asociación ha localizado 25 en las provincias de Madrid, Barcelona, Castellón, Alicante, Valencia, Zaragoza, Ciudad Real y Málaga.

 

Según AEA, eligiendo bien donde pagamos el impuesto de nuestro vehiculo podemos abonar hasta un 365% menos. El motivo es la eliminación del distintivo provincial de las matrículas en el año 2000, aunque hay muchos ayuntamientos que comprueban dónde se circula habitualmente para intentar cobrarlo. Sin embargo, el fenómeno ha provocado que existan municipios con miles de coches matriculados o dados de alta.

 

40 coches por habitante

Tal es el caso de siete municipios españoles (Colmenar de Arroyo, Robledo de Chavela, Moralzarzal, Venturada, Las Rozas de Puerto Real y Brunete, en Madrid; y Rajadell, en Barcelona) -con una población de entre 500 y 14.000 habitantes- en los que se matriculan el 37,5% del total de coches de empresa de toda España por su tratamiento fiscal. Es decir, 159.811 turismos sobre un total nacional de 425.020 unidades.

 

En algunos de ellos llegan a contabilizarse hasta 35 coches por habitante. El caso extremo está en Madrid, en el municipo de Las Rozas de Puerto Real que con una población censada de 555 habitantes tiene más de 29.000 vehículos pagando el impuesto. En él se pagan 3,16 euros por el impuesto más bajo de un turismo y 28 por el más alto, cuando la media es de 20 y 224 euros, respectivamente: un ahorro grandísimo.

 

Los municipios considerados paraísos fiscales en el informe de AEA son los siguientes: Las Rozas de Puerto Real (555 habitantes); Colmenar del Arroyo (1.785), Patones (539), La Hiruela (65), Venturada (2.241), Robledo de Chavela (4.364), Redueña (270), Navacerrada (3.091), Torremocha del Jarama (1.075), Moralzarzal (13.334), y Brunete (10.760), en la Comunidad de Madrid; Aguilar de Segarra ( 282), Rajadell (534) y Sant Pere Sallavinera (151), en Barcelona; Sarratella (95), en Castellón; Castielfabib (308) y Puebla de San Miguel (61), en Valencia; Escorca (208), en Mallorca; Relleu (1.148) y Benidoleig (1.078), en Alicante; Retascón (62), en Zaragoza; Cañada de Calatrava (100), en Ciudad Real; Montejaque (949) y Macharaviaya (513), en Málaga, y Borox (3.958), en Toledo.