Los sacerdotes de la Diócesis de Ávila, preparados ante el COVID-19

Sacerdotes abulenses. (Foto: Archivo)

Recomendaciones a los fieles que acudan a las iglesias en la capital y la provincia abulense.

La Diócesis de Ávila es consciente de la grave situación que existe por causa de la pandemia del coronavirus COVID-19. Por ello, compartiendo la preocupación común, llamamos al compromiso y la responsabilidad de todos, así como a la oración a Dios para que se supere lo antes posible esta dura prueba. En este sentido, reiteramos las recomendaciones sanitarias y las indicaciones de nuestras autoridades competentes.

 

Por todo ello, a tenor de la evolución de los acontecimientos y, siguiendo las recomendaciones tanto de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León como del Ministerio de Sanidad, ampliamos las indicaciones que se han ido dando estos últimos días desde el Obispado abulense. Os resumimos estas últimas:

 

  • La conveniencia de retirar el agua bendita de las pilas que hay en las entradas de las iglesias y en otros lugares de devoción. 
  • La posibilidad de ofrecer en la celebración de la Misa otro gesto de paz distinto al habitual de abrazar o estrechar la mano a los que están próximos. 
  • Que las personas que distribuyen la Sagrada Comunión durante la Eucaristía (sacerdotes, diáconos, acólitos instituidos) se laven las manos antes y después de este momento. 
  • Que las muestras de devoción y afecto hacia las imágenes, tan propias de este tiempo de Cuaresma y en la próxima Semana Santa, puedan ser sustituidas por otras como la inclinación o la reverencia, evitando el contacto físico con ellas, y facilitando una mayor rapidez que evite aglomeraciones.

 

La rápida evolución y gravedad de los acontecimientos nos obligan a ampliar estas medidas cautelares que adoptaremos por responsabilidad y pensando en el bien general y que se suman a las ya anteriormente citadas. Son las siguientes:

 

LUGARES DE CULTO Y CELEBRACIONES LITÚRGICAS

 

  • Aconsejamos a las personas mayores o pertenecientes a grupos de riesgo NO acudir a las celebraciones eucarísticas en las parroquias y opten por seguirlas a través de otros medios como radio o televisión. Se les dispensa así mismo de la obligación del precepto de la misa dominical y festiva.

Así mismo, también recomendamos que no asistan los niños pequeños que, si bien no sufren la enfermedad, son sus principales transmisores.

 

  • En la Oración de los Fieles o en otro momento, se invite a hacer una oración por el fin del coronavirus, el fortalecimiento de los asistentes sanitarios, así como por la diligencia de todos. El Sr. Obispo ya ha propuesto en una carta anterior la siguiente oración:

«Oh, Dios, que sabes que no podemos subsistir por nuestra fragilidad, asediados por tantos peligros como ahora padecemos con la pandemia del coronavirus, concédenos la salud del alma y del cuerpo, para superar con tu ayuda este peligro. Cura a los enfermos y danos paz. Amén».

 

  • Durante la Cuaresma, tienen lugar numerosas celebraciones penitenciales en las parroquias. Evítense éstas y en su lugar se recomienda la confesión individual y que ésta tenga lugar en habitaciones amplias o colocando en los confesionarios los medios oportunos para evitar el contagio.

 

  • En las celebraciones del rito del matrimonio, las exequias y funerales, aniversarios de defunción, etc., se limitará la participación a los familiares y personas allegadas, observando en la celebración litúrgica las mismas indicaciones que hemos hecho a propósito de la Santa Misa.

 

ACTIVIDADES PASTORALES

 

  • Las catequesis quedan suspendidas de forma presencial. No obstante, se delega esta tarea en los padres para que, por el momento, sean ellos quienes se conviertan en catequistas de sus hijos en el ejercicio de la transmisión de la fe. Por este motivo, invitamos a los párrocos o responsables de la catequesis a que puedan facilitarles las indicaciones y el material necesario para este fin. La Delegación Diocesana de Catequesis estará a su disposición para ayudar en este punto.

 

  • Recomendamos que se supriman las asambleas o consejos parroquiales, y toda reunión no necesaria de cofradías, grupos y movimientos en los lugares que dependan de las parroquias. Lo mismo vale para las celebraciones de los viacrucis.

 

  • Se aplazan los actos preparados para la celebración del Día del Seminario. Evento que, previsiblemente, tendrá lugar el fin de semana en el que se celebra la Jornada Mundial por las Vocaciones, en el mes de mayo.

 

INSTITUCIONES DIOCESANAS

 

  • La Casa Diocesana de Ejercicios y el Seminario Diocesano suspenderán su actividad de acogida y atención a grupo.
  • Se procederá al cierre o suspensión de visitas turísticas a la Catedral de Ávila y demás templos y museos dependientes de la Iglesia, desde las 12 h. de hoy, 13 de marzo, hasta el día 26 de marzo.

 

CUARESMA Y SEMANA SANTA

 

  • Ante lo impredecible del problema del COVID-19 y su evolución en nuestra región, no pode­mos dar ninguna indicación más precisa en torno a las manifestaciones religiosas que se tendrán con motivo de las procesiones de la Semana Santa en las calles durante la Cuaresma y la Semana Santa. Instamos a seguir esta evolución y que hasta que existan más indicaciones, se pueda discernir entre los párrocos, las cofradías y las autoridades civiles y sanitarias competentes la pertinencia de estas celebraciones, que tienen lugar en su ámbito público. En todo caso seguiremos fielmente las indicaciones y mandatos que las autoridades nacionales y regionales nos señalen.

 

Por último, la Diocésis de Ávila reitera su petición de que se eleven oraciones y suplicas a Dios, por intercesión de la Santísima Virgen y nuestros santos patronos, para que sea superada lo antes posible esta pandemia, se recuperen los enfermos y asista a nuestros profesionales sanitarios e investigadores, así como al personal de servicio público, a los que agradecemos especialmente su esfuerzo y entrega abnegada en esta dura crisis.

Noticias relacionadas