Los restos arqueológicos encontrados en San Juan del Olmo pertenecen a la Guerra de la Independencia

Restos arqueológicos durante una excavación. (Foto: archivo)

Así lo corroboran los datos antropométricos de los cuerpos completos excavados en San Juan del Olmo este pasado verano

Los restos humanos hallados el pasado verano en la campaña de excavaciones arqueológicas en el municipio de San Juan del Olmo  están relacionados con un enfrentamiento armado en 1813 durante la Guerra de la Independencia, según la arqueo-antropóloga Ginevra Panzarino.

 

Durante sus trabajos, Panzarino ha recogido los datos antropométricos de los cuerpos completos excavados en San Juan del Olmo, las patologías e incluso la causa de la muerte, de los que uno de los de ellos "presenta signos evidentes de violencia perimorten que le causaron la muerte", ya que "la mandíbula y las clavículas aparecen seccionadas por una hoja contundente" y aunque el impacto no alcanzó órganos vitales "las heridas brutales le causaron la muerte", según ha explicado en rueda de prensa.

 

Estos resultados preliminares "permiten asociar este enterramiento a los acontecimientos de Grajos de 1813", aunque "los análisis deben continuar para confirmar estos hechos" y realizar una segunda campaña arqueológica, ha explicado el agente de desarrollo rural Luis Carlos López. Los cuerpos hallados hacen referencia a 1813, cuando tropas de élite imperiales daban caza en esta localidad a los húsares francos de Carabanchel comandados por el teniente coronel Fernando Garrido.

 

"El suceso lo rastreamos a partir de la tradición oral que nos hablaba de la existencia de un tal Garrido que habitó en la zona y que, según el paisanaje debió ser un guerrillero, un bandolero o un maqui", ha apuntado, tras lo que ha añadido que esto llamó la atención del proyecto arqueológico Terra Levis, que seguirá trabajando en él en colaboración de la Universidad de Perpignan, en Francia.

 

Durante los trabajos desarrollados en agosto del pasado año, se exhumaron tres cuerpos completos y restos de distintos individuos dispersos por la zona, lo que llamó la atención de los arqueólogos, que luego encontraron el detalle de este enfrentamiento publicado en la Gazeta de Madrid.