Los primeros 'Ciberexpertos' de la provincia tienen 12 años

Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

Un grupo de alumnos del colegio Santísimo Rosario 'Mosén Rubí' ha recibido este martes su carnet tras el curso de Ciberexperto llevado a cabo por la Policía Nacional con el objetivo de proteger a los más pequeños de las amenazas de la red de redes.

Un grupo de 25 alumnos del Colegio Santísimo Rosario 'Mosén Rubí' de la capital abulense ha recibido este martes su carnet de 'Ciberexperto' en la clausura del primer curso que la Policía Nacional lleva a cabo en la provincia con el objetivo, según ha explicado la subdelegada del Gobierno, Mª Ángeles Ortega, de sensibilizar a los menores y a sus familias y profesores sobre los peligros del uso de internet.

 

El curso ha constado de diez sesiones en las que se tratan todos los peligros de la red como pueden ser el sexting, el grooming, ciberacoso, falsa identidad, usurpación de identidadwebs peligrosas que deben conocer los menores "pero también los padres y los profesores para que puedan mediar", según palabras de la subdelegada.

 

Sor Aurora, directora del centro, ha manifestado un opinión muy positiva sobre este programa ya que "muchas veces cuando los adultos nos enteramos, el problema ya es demasiado gordo porque se ha ido desarrollando en las redes sociales, por ejemplo, y por eso también tenemos que enseñar a los niños a mediar".

 

Por su parte el Comisario Principal del Cuerpo Nacional de Policía de Ávila, José Luis Tejedor, ha explicado que tras la fase presencial que se ha clausurado este martes, el centro proporciona una clave a los nuevos 'Ciberexpertos' para que puedan dar parte a la Policía de los casos que detecten.

 

El colegio Mosén Rubí es el primer centro de la provincia de Ávila donde se lleva a cabo este curso y en próximas fechas se llevará a cabo también en Las Nieves y La Encarnación, pero cualquier colegio de Ávila puede solicitarlo a través del correo electrónico seguridadescolar@policia.es.

 

El programa 'Ciberexperto' lo desarrolla el Ministerio del Interior a través de la Policía Nacional y con la colaboración de Telefónica y la Fundación de Cibervoluntarios.