Los niños de Navaluenga se solidarizan con los afectados por el incendio
Cyl dots mini

Los niños de Navaluenga se solidarizan con los afectados por el incendio

Solidaridad de los niños de Navaluenga con los afectados por el incendio

Se han recaudado un total 1000 euros que se han ingresado en la cuenta de la Diputación de Ávila

Hace pocos días el pueblo de Navaluenga se volcó a una para atajar la amenaza de las llamas que devastaban la zona sur de nuestra provincia. Fueron muchos los que trabajaron sin descanso, y tanto instituciones públicas como particulares y empresas privadas colaboraron para evitar su propagación y contribuir para sofocarlo.

 

Ahora que con tristeza se observan las consecuencias de esta tragedia han sido muchos los que quieren aportar su granito de arena y dentro de sus posibilidades ayudar a que las pérdidas sufridas, algunas irreparables, se vean mermadas todo lo posible.

 

La solidaridad no entiende de edades, y muchas veces los más pequeños son quienes con su inocencia y su sencillez nos dan lecciones de convivencia y generosidad. Gabriela, Fabiola, Nadia, Elena, Bruno, Themis, Isell y Lidia, decidieron gestionar esos aromáticos ramos de orégano que Ismael del Peso acostumbra a regalar en esta época del año, ya que se recoge en el pueblo por tradición el día de San Lorenzo antes de salir el Sol, con la creencia popular de que al morir el santo asado en una parrilla, en los hogares que hay orégano de ese santoral no se quema la casa en caso de incendio.

 

Vaciaron los pequeños sus huchas y adquirieron material para elaborar manualidades. Fabricaron imanes de nevera, marca páginas, collares, lacitos con alfiler… y junto con esta joya culinaria de nuestro entorno, que habían preparado en ramilletes, se pusieron el pasado fin de semana en la plaza del pueblo a venderlos o a cambio de la voluntad.

 

Su esfuerzo y dedicación se vio recompensado con 1000 euros de recaudación que han ingresado en la cuenta que Diputación de Ávila ha abierto para contribuir a paliar las pérdidas acaecidas por este terrible siniestro.

 

Sin duda estos niños son un ejemplo de solidaridad y altruismo. En Navaluenga estan orgullosos de ellos y de la respuesta que vecinos y visitantes han tenido en el momento en el que más difícil se tornó la situación, cuando las llamas quemaban el entorno de los pueblos vecinos, y seriamente amenazaban nuestro municipio.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: