Los municipios de menos de 2.000 habitantes, los que menos depuran sus aguas

El presidente de la Diputación de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha destacado hoy la colaboración entre administraciones públicas a la hora de ayudar a los pequeños municipios en la depuración de sus aguas.

En una jornada organizada por la institución provincial junto con la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), la Subdelegación del Gobierno en Ávila y la Delegación Territorial de la Junta en Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera ha indicado que la depuración es una materia en la que se va mejorando año tras año, pero que presenta problemas en los municipios más pequeños que es necesario ir solventando.

 

Por ello, la Diputación de Ávila destinará 1,5 millones de euros, en el periodo 2017-2019, para ayudar en la construcción de depuradoras en nueve municipios con una población equivalente de 2.000 habitantes.

 

El encuentro, al que también ha acudido el vicepresidente primero de la institución provincial, Carlos García González, y se ha celebrado en el complejo deportivo y de ocio de Naturávila, dependiente de la Diputación Provincial, ha reunido a más de medio centenar de alcaldes y representantes de municipios de Ávila, Salamanca y Guadalajara cuyo abastecimiento y depuración regula la CHT.

 

Al respecto, el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández, ha recordado que la depuración de aguas es una competencia municipal a la que la Administración autonómica va a contribuir con la inversión de once millones de euros para construir depuradoras en nueve localidades del Valle del Tiétar.

 

De la misma forma, la subdelegada del Gobierno, María Ángeles Ortega, ha resaltado la rápida respuesta de la CHT al llamamiento realizado por las instituciones y los municipios abulenses, mientras que el presidente del organismo de cuenca, Miguel Antolín, ha incidido en que la cuestión de la depuración afecta a todas las cuencas españolas y que requiere un enfoque “global”.

 

La jornada, en este sentido, ha servido para tratar el estado de la depuración urbana en la provincia y la asignatura pendiente que existe en torno a la depuración de las aguas residuales en los pequeños núcleos urbanos. También se han abordado las ventajas de las principales tecnologías para estas poblaciones, como el coste de implantación y el de explotación y mantenimiento, y los servicios tecnológicos para avanzar en la depuración de las aguas.

 

Para ello, se ha contado como ponentes con el jefe de Área de Calidad de las Aguas de la CHT, Antonio Yáñez, y con el director de I+D+i y el gerente del Centro de Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA), Juan José Salas y Juan Pidre, respectivamente.