Los juzgados de Valladolid y León ya investigan los sobornos de Isolux en las obras del AVE

Electrificación líneas ferroviarias

El caso de los sobrecostes del AVE en Barcelona se extiende a ocho provincias más por la red de sobornos que la empresa habría tejido para lograr obras o acelerar decisiones con respecto a tramos de la alta velocidad en Castilla y León.

Los juzgados de Valladolid y León ya están investigando los supuestos sobornos con los que la empresa Isolux-Corsan conseguía el favor de funcionarios de todo rango en Castilla y León para conseguir adjudicaciones de obras. El caso, que se inició con los sobrecostes de los contratos de Adif para el AVE en Barcelona, dio un salto al acceder las autoridades al servidor informático central de la empresa y encontrarse indicios del pago en efectivo y en especie (viajes, regalos, entradas para el fútbol) a empleados públicos “de diferentes rangos” de “organismos públicos estatales, autonómicos o municipales”.

 

Así lo ha dado a conocer el diario 'El País' este lunes en una información en la que asegura que la juez que lleva el caso en Barcelona ha ordenado el envío a los juzgados provinciales afectados de las pruebas conseguidas. Son ocho, entre ellos, los de Valladolid y León en Castilla y León.

 

Un informe de la Guardia Civil incorporado al caso Adif revela que los "sobornos" no se limitaron a las obras del AVE en Cataluña, sino que se utilizó la misma práctica en "trabajos de la alta velocidad en Castilla y León, Galicia y Asturias a cambio de viajes y regalos que permitían beneficios millonarios a la constructora Isolux-Corsán". Los sobornos se han producido en obras del AVE en Castilla y León, País Vasco y Asturias (además de los de Cataluña, que ya se estaban investigando), pero no se limitan al ámbito ferroviario. En total, hay una veintena de obras bajo sospecha que incluyen carreteras, puertos y aeródromos.

 

En León, los juzgados de León deberán investigar si Corsán benefició a hasta tres cargos de Adif relacionados con la obra de la alta velocidad entre Palencia y León. La empresa pagó regalos e incluos la reforma de un piso de cargos de Adif o familiares. En Valladolid, la Guardia Civil informó de que Isolux pagó un viaje de placer a Japón, en 2007, al vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Alfonso Centeno. Este mantiene que lo pagó de su bolsillo. La investigación se centra en la instalación de parques solares y en la construcción de una pista e esquí seco. 

 

El informe señala que el viaje costó 4.515 euros por persona. Centeno ha insistido recientemente en que se trató de un viaje "privado" que él sufragó personalmente, para lo que ha entregado a los medios de comunicación una copia de la factura y del contrato de financiación, ya que la cuantía total se pagó en tres plazos.

 

Así, según la documentación aportada por el procurador y alcalde de Olmedo, el 20 de julio 2007 contrató un viaje a Japón para dos personas con salida el 4 de agosto por un valor total de 11.127,40 que se pagó en tres plazos de 3.709,13 euros cada recibo con cargo a una cuenta bancaria de su titularidad.