Los informes técnicos del Ayuntamiento desaconsejaban la celebración del Concurso Nacional de Hípica

Concurso Hípico Nacional en Ávila. (Foto: archivo)

El Consitorio de la capital defiende la decisión tomada que califican de "dolorosa" y admite que la empresa concesionaria desechó todas las alternativas planteadas

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha defendido la decisión adoptada por el Consistorio de la capital de suspender el tradicional Concurso Hípico Nacional previsto para el próximo mes de agosto, debido al bajo nivel de reservas de agua procedente de los embalses de la capital. Sánchez Cabrera admite que tomó la decisión en base a los informes de los técnicos del Ayuntamiento de Ávila que desaconsejaban su celebración debido a la gran cantidad de agua requerida para su transcurso, y  que se estima en dos millones de litros, en base a la pasada edición.

 

El regidor apunta a que por parte del equipo de Gobierno se intentó hacer todo lo posible para buscar alternativas a su celebración, pero admite que todas las propuestas fueron descartadas por parte de la empresa concesionaria. “Lo que se hizo en la junta de Gobierno local es aprobar ese informe que fue trasladado a la empresa concesionaria del evento para que lo conociera y para estudiar otras posibilidades para su realización”, señala.

 

 “Se puso en la mesa plantear su realización en poblaciones cercanas en las que hubiera una pista hípica de similares características que pudiera acoger el evento, pero  la empresa lo descartó. También planteamos la posibilidad de retrasarla en el tiempo para el otoño y también lo descartaron. Por nuestra parte también planteamos dirigirnos a la Federación para hablar con ellos y ver las posibilidades de realizar este evento y la empresa concesionaria también lo descartó. Por lo que no pusieron ninguna otra opción encima de la mesa”, admite.

 

POSIBLES SOLUCIONES PARA EL ABASTECIMIENTO DE AGUA

 

Jesús Manuel Sánchez Cabrera ha admitido por otra parte que el Ayuntamiento de Ávila está intentando encontrar soluciones para garantizar el abastecimiento de agua desde otras zonas de la capital. En este sentido ha admitido que “es una cuestión muy seria de todos los abulenses desde hace más de 100 años sin conseguir solucionar el problema”. Una solución que intentan llevarla a cabo mediante dos vías. Una de abastecimiento a través del sondeo del Puente Romanillos, “que habitualmente fue utilizado por la Diputación para abastecer de agua el campo de golf de Naturávila” y que el Consistorio solicitó extraerlo para el abastecimiento de los abulenses. Otra mediante el sondeo situado en el parque del Soto, y que actualmente  están trabajando los ingenieros para conectarlo con la red de aguas del Ayuntamiento de Ávila.

 

Vamos a trabajar en todas las posibilidades”, admite el alcalde.  También en la línea que la pasada corporación hizo junto con la Junta de Castilla y León y Aquaes, a través de un convenio firmado el 1 de marzo 2019 para conseguir una toma de captación de agua desde el embalse de Cogotas. “Probablemente esa no sea la solución, pero es una opción con la que seguiremos trabajando con el objetivo de abrir todas las posibilidades para atajar el problema”, revela.