Los funcionarios denuncian el "deterioro" en los servicios públicos

Manifestación de CSIF frente a la Subdelegación del Gobierno en Ávila. (Foto: Carlos Jiménez).

Los empleados públicos se han manifestado frente a la Subdelegación del Gobierno en Ávila.

Reclamar la subida del 2% pactada en el segundo acuerdo de mejora de las condiciones laborales del empleado público, que se firmó en 2018, ha sido el motivo por el que el sindicato CSIF ha llamado a los funcionarios a manifestarse en la jornada de este jueves.

 

En Ávila, una treintena de funcionarios se han concentrado frente a la Subdelegación del Gobierno. "Un empleado público no puede llevar a sus espaldas que haya un Gobierno inestable", ha explicado, Alfonso Sánchez, presidente del CSIF en la provincia abulense, tras recordar que la medida, que debe entrar en vigor el próximo 1 de enero, "puede aprobarse a través de un real decreto".

 

Sánchez ha declarado que en el escrito enviado a los sindicatos por el Gobierno central alegan que el Ejecutivo "está en funiciones", ante lo que desde CSIF apuntan que ello "no es vinculante y deben cumplir lo firmado".

 

El documento afecta a 2'5 millones de funcionarios a nivel nacional, trabajando unos 12.000 de ellos en la provincia de Ávila: 6.000 en la administración autonómica; 3.000, en la central; 2.000, en la local; y 200, en universidades.

 

Deterioro en los servicios públicos

 

"Los funcionarios no pueden llevar a sus espaldas el peso y el deterioro que se está produciendo en las administraciones públicas", ha añadido Sánchez, tras denunciar "la escasa oferta de empleo público, la destrucción de trabajo o la saturación de los servicios públicos en educación o sanidad", situaciones que "están paralizandolo todo".

 

Las concentraciones organizadas por CSIF se han llevado a cabo frente a las subdelegaciones del Gobierno en todas las capitales de provincia del país, no descartando desde el sindicato "tomar otro tipo de medidas".

 

Manifestación de CSIF en Ávila. Foto: Carlos Jiménez.