Los Encuentros del Lechazo Asado pretenden potenciar este producto como uno de los platos estrellas de la gastronomía española

El presidente y el gerente de la Asociación, durante la presentación de las jornadas gastronómicas y la nueva guía.

Se celebrarán del 23 de abril al 2 de mayo en cuarenta asadores de Castilla y León y de otras provincias de España. 

La Asociación de Asadores de Lechazo, que cuenta con más de cuarenta asociados en diferentes puntos de Castilla y León y en el territorio nacional, organizará del 23 de abril al 2 de mayo sus Encuentros Gastronómicos del Lechazo Asado de Castilla y León, que cumplen su decimocuarta edición.

 

El lechazo asado es uno de los platos más representativos de la gastronomía castellano y leonesa. Es por eso que estos encuentros tienen como objetivo “mantener y fomentar la tradición de elaborar y consumir el lechazo asado de forma tradicional, en horno de leña”. “El barro, el fuego y el sabor que aporta el horno de leña son las claves de la tradición y maestría que aporta el plato más sabroso y renombrado de la cocina castellano y leonesa”, dicen desde la Asociación.

 

Los asadores asociados ofrecen durante estos días un menú, en el que el plato principal es el lechazo asado de Castilla y León, acreditado como producto autóctono a través de las marcas de garantía de Castilla y León. Asimismo, coincidiendo con los Encuentros Gastronómicos de 2018 se ha editado la nueva guía de la Asociación, donde el consumidor podrá encontrar los datos de todos los asadores que cumplen esta máxima de distinción y calidad en provincias como Barcelona, Burgos, Jaén, León, Madrid, Málaga, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Toledo, Valladolid y Zamora.

 

Rafael Peña, el gerente de la Asociación de Asadores de Lechazo, confirma que son tres las razas con las que trabajan los asadores: la castellana, ojalada y, por supuesto, la churra, siempre producido en Castilla y León y que exporta a otras regiones.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: