Cyl dots mini

Los empresarios abulenses piden combatir al coronavirus sin alarmismos

Juan Saborido, presidente de Confae.

"Mantendremos un nivel alto de exigencia al Gobierno, ya que el comportamiento de la gente puede llevar a reacciones que afecten a la economía", señala Juan Saborido, presidente de CONFAE.

La Confederación Abulense de Empresarios (Confae) mantendrá un nivel alto de exigencia al Gobierno, «que tendrá que estar a la altura de las circunstancias», señala su presidente Juan Saborido, tras indciar que desde esta casa apoyamos «combatir la situación sin alarmismo, ya que el comportamiento de la gente puede llevar a reacciones que afecten a su vez a la economía».

 

La CEOE llevará mañana a la celebración del foro centrado en la elaboración de un plan de choque frente al coronavirus, que dirigirá el Gobierno y contará con la participación de la patronal y sindicatos, las aportaciones de las distintas confederaciones del país.

 

Por parte de CONFAE estas medidas deberán incluir que los autónomos tengan el mismo tratamiento, en cuando a prestaciones, que los trabajadores por cuenta ajena, ya que el empresario autónomo tiene una capacidad económica limitada para enfrentar estas situaciones, y necesita de medidas de protección de la administración para mantener su actividad.

 

Igualmente, la Confederación propondrá suavizar la presión fiscal; optar a créditos más blandos y a largo plazo; flexibilidad para pagar las cuotas de la Seguridad Social o valorar la ampliación y extensión de la tarifa plana para autónomos.

 

El coste de las medidas de prevención, control y erradicación del coronavirus no puede recaer en las empresas, pues no estamos hablando de una enfermedad típicamente común, lo que significa que el Estado debe arbitrar medidas, como las que ha empezado a anunciar (BOE de este miñercoles), para combatir las consecuencias de la menor producción y productividad, el lucro cesante o el incumplimiento de compromisos comerciales, obligaciones financieras, etc.

 

Dicho Boletín publica hoy en la última de sus páginas (de 11) medidas para la protección de la salud pública, con un artículo Quinto, que dice resumidamente: Los períodos de aislamiento o contagio de los trabajadores por cuenta propia o ajena como consecuencia del virus COVID-19 tendrán la consideración de situación asimilada a accidente de trabajo a efectos de la prestación económica por incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social. Lo que supone que percibirán una prestación equivalente al 75% de la base de cotización del mes anterior al hecho causante, desde el primer día y a cargo de la Seguridad Social.

 

Desde la Confederación pedimos «combatir esta situación sin alarmismos, pero con planificación». Entre las medidas que CONFAE está difundiendo entre las empresas se encuentran seguir las recomendaciones sanitarias, la Guía para la actuación en el ámbito laboral en relación al nuevo coronavirus, el criterio 2/2020 de la Secretaría de Estado sobre incapacidad temporal y el criterio 3/2020 sobre protocolo a seguir en caso de trabajadores confirmados como positivos, además del Real Decreto anteriormente citado, sobre las medidas de protección de la salud pública.

Noticias relacionadas