Los Conservatorios de Ávila y Ciudad Real celebraron su II Encuentro Aula de Fagot

Los manchegos devolvieron a los abulenses este fin de semana la visita que realizaron el curso pasado, en un encuentro que contó con la participación de cerca de un centenar de personas.

Un centenar de personas disfrutaron este fin de semana del II Encuentro de fagot entre el conservatorio de música de Ávila y de Ciudad Real, celebrado en Ávila en el marco de las Actividades Extraescolares del centro abulense. Niños, padres y profesores, unidos por el arte de la música, sumaron sus notas y sus sonrisas y disfrutaron de un fin de semana diferente.

 

En este caso el encuentro ha ido dirigida a todos los cursos de enseñanzas Elementales y Profesionales de Fagot del Conservatorio Profesional de Música 'Tomás Luis de Victoria' de Ávila, en total 13 alumnos, y del Conservatorio Profesional de música de Ciudad Real, en total 12 alumnos.

 

Con motivo de la buena acogida que tuvieron los alumnos del C.P.M. de Ávila el curso pasado en el C.P.M. de Ciudad Real, este año les tocó a los abulenses devolverles el gesto y contribuir a reforzar las amistades y las interesantes colaboraciones que se generaron en el primer encuentro.

 

Este encuentro tiene como objetivos fomentar la práctica cooperativa de la música, incrementando la motivación, la mejora de las habilidades sociales y el trabajo en equipo, además de conocer las costumbres, gastronomía, y patrimonio histórico de Ávila.

 

Durante el fin de semana se ha trabajado el repertorio adaptado al nivel del alumnado de todos los cursos de enseñanzas elementales y profesionales de Fagot. Se ha trabajado el material seleccionado durante el curso, realizando un seguimiento simultáneo entre conservatorios para su posterior puesta en común el día del encuentro.

 

Ha habido ensayos, comida entre padres, niños y profesores y, como no, un gran concierto. También se ha tenido tiempo de disfrutar del patrimonio cultural, ya que gracias al Área de Turismo del Ayuntamiento de Ávila todo el grupo pudo subir a la Muralla de forma gratuita.

 

Posteriormente visitaron las instalaciones de FAEMA y de su Centro Especial de Empleo, ya que tenían contratado el servicio de catering. Disfrutaron de juegos en el centro ocupacional de la entidad y pudieron conocer mejor las capacidades que tienen las personas con discapacidad.