Los ataques de lobos generan "la ruina" en una explotación ganadera en Tornadizos

La alianza UPA-COAG califica como "dramática" la situación de algunos propietarios de explotaciones ganaderas.

La alianza UPA-COAG denuncia la situación dramática que está viviendo una familia en la localidad abulense de Tornadizos de Ávila al sufrir con frecuencia ataques de lobos en su explotación.

 

La organización hace pública la desesperación de los ganaderos de extensivo de este término municipal y de El Espinar, en toda la zona conocida como Campo Azálvaro, que se ha convertido en un territorio de lobos donde campan a sus anchas "destrozando el modo de vida de los profesionales ganaderos".

 

UPA-COAG advierte que se está produciendo una cría desmesurada de ejemplares de lobos por toda la provincia y en el resto de la región, lo que está propiciando una situación insostenible que "llevará irremediablemente a la práctica desaparición de la actividad ganadera extensiva si no se adoptan medidas urgentes".

 

"A la situación dramática que sufren en el día a día en su actividad hay que sumar la farragosa burocracia que sufren los afectados cada vez que padecen un ataque, y que les genera enormes pérdidas de tiempo", añaden.

 

Por otro lado, "resulta desesperante que ni las medidas protectoras que utilizan los ganaderos en muchos casos consistentes en vallas de altura, como paredes de piedra y alambradas, o perros mastines no sirvan para prevenir los ataques".

 

Por ello, desde la Alianza UPA-COAG hacemos un llamamiento a la Administración regional para que "se proteja a los ganaderos y que se tenga en cuenta que la ganadería extensiva es un sector muy debilitado que no puede soportar más impactos negativos como el que está viviendo actualmente con los ataques de lobos",

 

"O se actúa de inmediato o no habrá futuro alguno para este método de producción ganadera vinculado a la calidad y al asentamiento de población en el medio rural", añaden desde el sindicato agrario.

Noticias relacionadas