Los amantes del queso de cabra y del pimentón se dan cita hasta el domingo en Candeleda

Mercedes Martín, delegada del Gobierno en Castilla y León en la Feria del Queso de Candeleda.

A través de dos ferias donde podrán adquirirse los productos más típicos del Alto Tiétar y del resto de la provincia.
 

La VIII Feria del Queso de Cabra y la VI Feria del Pimentón de Candeleda que tiene lugar hasta este domingo presenta en el municipio actividades muy variadas en dos lugares diferentes: la Plaza Mayor y la Plaza del Castillo. Allí se instalan los expositores en los que pueden adquirirse los productos más típicos del Alto Tiétar y del resto de la provincia.
 

Pero, esta feria está además aderezadas por otras actividades que dan a conocer estos productos y también el entorno en el que se generan. Así, hay showcooking, conferencias, visitas a una ganadería de caprino y al centro de interpretación del pimentón y talleres, entre otras cosas.

 

 

Hasta allí se ha desplazado esta mañana la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, que ha destacado la importancia de poner en valor “los productos que nos hacen diferentes, únicos. Y los quesos de cabra y el ‘oro rojo’ de los candeledanos son internacionalmente reconocidos”.En su visita a los expositores de la feria, en la que ha estado acompañada por el alcalde de la localidad, Carlos Montesino, ha podido constatar la relevancia de estos dos productos estrella de la gastronomía candeledana, y también de la ganadería de la comarca en la que una de las señas de identidad es la cabra.
 

 

Aunque Mercedes Martín también ha destacado la relevancia de la carne de vacuno de la especie avileña-negra ibérica, puesto que este término municipal está comprendido dentro del área de la denominación de origen de la Carne de Ávila. En cuanto al pimentón, la delegada del Gobierno ha destacado que no sólo es “internacionalmente conocido por el sistema de ahumado que se emplea desde el siglo XVII para la desecación de los pimientos antes de su molienda, sino por la calidad de las variedades locales de este producto”.


Este pimentón, que tiene su base en los pimientos de las variedades locales bellotero, lerén, agriduz y tres esquinas, se obtiene después de la desecación de estos pimientos con humo de leña de roble y de encina quemada sobre un suelo de losas de barro en unas construcciones denominadas sequeros.


Este pimentón se caracteriza porque los frutos -antes de ser molidos- son sometidos a un proceso conocido como “espezonado”, en el que se eliminan sus pedúnculos, y porque no le resultan añadidos aceites vegetales para realzar su color u otorgar brillo al resultado de la molienda. Para Mercedes Martín, “estas ferias con tan cargado matiz gastronómico tienen, además de la importancia histórica, un componente de desarrollo de la industria agroganadera y de mejora de la calidad de los productos de consumo de ella derivada”.

 


Antes como ahora”, ha dicho, “persiguen la profesionalización del sector. Me parece esencial la divulgación de los productos autóctonos para que no se pierda el valioso patrimonio histórico y cultural que suponen. Son parte de nuestra forma de ser y entender la vida”.
A su vez ha dado la enhorabuena al Ayuntamiento de Candeleda por “mantener unas tradiciones, casi unos rituales, tan importantes en la historia de nuestra civilización y cultura como son estos encuentros de mercaderes, de productores”.
Enhorabuena que ha hecho extensiva a la comarca porque es una feria que trasciende los límites del municipio. En una localidad de 5.000 habitantes se dan cita durante estos tres días un buen número de personas de la comarca, de Ávila y, dado el puente de la Constitución y de la Inmaculada en el que nos encontramos, de otros lugares de España”.
 

DESPOBLACIÓN


La delegada ha destacado que este pueblo, Candeleda, se acercó a los 7.400 habitantes en 1960 y ahora roza los 5.000. Y eso que tuvo una etapa de recuperación demográfica al principio del presente siglo y hasta hace bien pocos años. “La despoblación”, ha señalado la delegada del Gobierno”, es el principal problema al que se enfrenta Castilla y León. Muchos de nuestros pueblos se acercan al abismo de la nada y es urgente hacer algo para evitarlo. Desde la transversalidad, todos los ministerios, todas las instituciones, todos los sectores, todos los habitantes debemos implicarnos en esta batalla”.
Para la representante del Gobierno de España en Castilla y León, “el sector primario es básico en nuestro entorno rural. Tenemos que mimar a nuestros agricultores y ganaderos. Y estas ferias son un buen ejemplo del camino a seguir. En Candeleda, el sector primario, la agricultura y la ganadería, ocupa a una quinta parte de la población activa”.