Los alcaldes del Valle del Corneja presentarán un recurso de alzada contra la posible mina de feldespato en sus tierras

Este acto se realizará, según la edil, tras haber llevado a cabo un pleno la semana pasada, por parte de las cuatro alcaldías damnificadas: Tórtoles, Becedillas, Zapardiel de la Cañada y Bonilla de la Sierra, en el que se presentó una moción en contra de la mina.

Ricarda Sánchez, alcaldesa de Becedillas, ha confirmado en una reunión informativa, celebrada, el domingo 19 de marzo, en esta localidad abulense por la recientemente creada plataforma ciudadana “No a la mina en el Valle del Corneja”, que los alcaldes de los cuatro pueblos afectados por la posible apertura de una mina de feldespato en sus tierras, firmarán un recurso de alzada en contra de la misma. Este acto se realizará, según la edil, tras haber llevado a cabo un pleno la semana pasada, por parte de las cuatro alcaldías damnificadas: Tórtoles, Becedillas, Zapardiel de la Cañada y Bonilla de la Sierra, en el que se presentó una moción en contra de la mina.

 

Una medida que han acogido con satisfacción todos los asistentes a la reunión ya que, como comentó Borja Hervás, vecino de la localidad, durante el evento, “es fundamental que los políticos, de estos y otros municipios, apoyen todo tipo de iniciativas en contra de proyectos que puedan dañar la vida de la zona porque, aunque el apoyo del pueblo es importante, su poder es limitado”.

 

Por su parte, los portavoces de la plataforma “No a la mina en el Valle del Corneja”, recordaron que esta es una lucha conjunta entre todos los actores afectados: el pueblo llano, los partidos políticos y los poderes políticos bajo un lema común: “No a la mina”. Una lucha en la que, realizando un símil con el fútbol, destacaron que “cada uno puede ser de un equipo pero cuando juega la selección, todos apoyamos a la misma”. Por ello, el sentir de esta plataforma es de unión hacia los políticos y de gratitud hacia Ricarda Sánchez, por haber estado presente en el evento en el que se informaba sobre las consecuencias que el conocido como expediente “Sonsoles”, Número 1138, puede tener sobre su comarca.

 

Recordemos que la empresa “Transportes, excavaciones y hormigones Sonsoles S.L.” solicitó el permiso de investigación “Sonsoles”, Número 1138, sobre una superficie de 54 cuadrículas mineras, en parcelas privadas, a finales del año 2014. Aunque no ha sido hasta hace escasas semanas cuando los vecinos conocieron, a través del BOP (Boletín Oficial de la Provincia), que el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de Ávila había concedido el permiso para hacer prospecciones en sus tierras en busca de feldespato. Esto imposibilitó hacer alegaciones en contra, dejando tan solo abierta la vía del recurso de alzada. Plazo que expira el día 28 de marzo.

 

Ante el desconocimiento que los vecinos tienen sobre los pasos a dar en este sentido, miembros de la plataforma están llevando a cabo reuniones informativas, con el fin de aclarar todas las dudas al respecto.

 

La Plataforma no ceja en su lucha sin cuartel ante una mina a cielo abierto que, tal y como indican: “quitaría muchos más de puestos de trabajo de los que crearía”. Y es que con unas catas de 250 metros de largo, cinco de profundidad y, como mínimo, un metro de ancho, en cuadrículas de 30 hectáreas, el ganado no podria pastar, la caza desaparecería, y el agua se contaminaría. Y todo ello sin olvidar la contaminación del aire, por poner algunos ejemplos.