Los abulenses respetan la distancia de seguridad en los establecimientos comerciales

Los abulenses guardan pacientemente y fuera de los establecimientos públicos una distancia de al menos un metro para evitar los posibles contagios del coronavirus

Domingo atípico, raro entre la población abulense tras decretar el Gobierno de España el Estado de Alarma que limita la libertad de movimientos de todos los ciudadanos españoles en lugares y espacios públicos con sus respectivas salvedades. Las tiendas de alimentación, farmacias de guardia, gasolineras y estancos han abierto con total normalidad en la capital abulense, aunque la venta de sus productos ha dejado imágenes curiosas para la historia.

 

Todas las personas que demanden productos de primera necesidad deberán guardar fuera de los establecimientos públicos una distancia de al menos un metro para no favorecer la propagación del virus, en caso de que se tenga. Una norma que hasta el momento están cumpliendo los abulenses a raja tabla en un ejercicio de civismo y responsabilidad ante un problema sanitario que amenaza ser más virulento en esta próxima semana.

 

Una imagen que se repite en tiendas y establecimientos de Ávila sin ningún tipo de incidencia hasta el momento y que requiere paciencia entre todos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: