Llega el Otoño, pero ¿cuándo es el próximo cambio de hora?

Reloj, Cambio De Hora, Tiempo, Horario

La nueva estación entra este martes 22 de septiembre, pero para el cambio al horario de invierno habrá que esperar un poco: además, puede ser una de las últimas veces que se haga.

El Otoño llega este martes, 22 de septiembre, pasada las 15.30 horas, aunque ya se está notando climatológicamente: las temperaturas empiezan a bajar y llevamos días de lluvias casi generalizadas. Pero todavía está por llegar el cambio más importante: el del horario.

 

Estamos ante los que podrían ser los últimos cambios de hora, pero mientras Europa toma una decisión definitiva sobre si 2021 será el último año que se hagan todavía este Otoño pasaremos al horario de invierno. ¿Cuándo será?

 

Será en la madrugada del sábado 24 de octubre al domingo 25, cuando cambiaremos la hora, pasando de las 03.00 a las 02.00. Es decir, atrasamos una hora en los relojes. Eso supondrá un cambio importante para nuestro día a día porque desde entonces, el sol saldrá más temprano y anochecerá antes: tendremos menos horas de luz por la tarde.

 

Ese día entrará oficialmente el horario de invierno 2020/2021 que se prolongará durante cinco meses, cuando a finales de marzo haya que hacer el movimiento opuesto, adelantar el reloj una hora. Será la madrugada del sábado 27 de marzo al domingo 28, cuando a las 02.00 serán las 03.00 horas en todos los relojes al adelantar una hora.

 

El cambio de hora

El cambio horario forma parte de la Directiva Europea 2000/84CE que afecta a todos los Estados miembro de la Unión Europea con el objetivo de aprovechar mejor la luz solar por la tarde. Por tanto, el cambio es obligatorio y siempre se produce en las mismas fechas y horas en el conjunto de la UE, de modo que no existe la posibilidad de que un Estado miembro no aplique este cambio de hora.

 

La Comisión Europea considera que el consumo de energía no es el único aspecto positivo sino también subraya otros impactos sobre sectores como el transporte, las comunicaciones, la seguridad vial, las condiciones de trabajo, los modos de vida, la salud, el turismo o el ocio.

 

El cambio de hora se remonta a la década de los 70, con la primera crisis del petróleo, cuando algunos países decidieron adelantar el reloj para aprovechar mejor la luz natural del sol y consumir menos electricidad en iluminación. Desde 1981 se aplica como directiva que se renovaba cada cuatro años hasta la aprobación de la Novena Directiva, del Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión, en enero de 2001, que establece el cambio con carácter indefinido.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: