Llega el cara a cara judicial más esperado: Nacho Palau versus Miguel Bosé
Cyl dots mini

Llega el cara a cara judicial más esperado: Nacho Palau versus Miguel Bosé

Nacho Palau y Miguel Bosé en otros tiempos

Después de un retraso de casi ocho meses por la pandemia del Coronavirus, Miguel Bosé y Nacho Palau se ven las caras en uno de los jucios más mediáticos del año. 

En el juicio se debe dirimir qué pasa a partir de ahora con la doble filiación de sus cuatro hijos, Diego, TadeoIvo y Telmo.

 

El escultor valenciano ha iniciado el procedimiento para que los cuatro niños sigan manteniendo la relación filial que se rompió tras el fin de la relación de sus padres - después de ocho años criándose como hermanos - y que tanto Miguel Bosé como él sean, legalmente, padres de todos los pequeños, con todos los derechos y obligaciones que la paternidad conlleva.

 

Recordemos que, biológicamente, Diego y Tadeo son hijos del cantante y son tan sólo siete meses mayores que Ivo y Telmo, hijos biológicos de Nacho Palau. . Cuando la pareja, que mantuvo una relación secreta durante 26 años, finalizó su convivencia, la relación entre los hermanos se rompió y fueron separados después de haberse criado juntos. Y, mientras que el escultor se mudó a su Valencia natal con sus dos pequeños, el artista se quedó con los suyos en México, cerrado en banda a alcanzar ningún acuerdo que incluyera a los cuatro niños.

 

Por ello, Palau - que vive con Ivo y Telmo en la casa de su madre y atraviesa por una precaria situación económica - lucha ahora porque los cuatro pequeños sean reconocidos como hijos de ambos y por lo tanto tengan los mismos derechos. No busca una pensión compensatoria por parte del cantante, pero sí que sus hijos se críen igual que sus hermanos Diego y Tadeo, con los que lucha porque la relación filial no se pierda pese a la distancia y las evidentes diferencias en su nivel y modo de vida.

 

LA LLEGADA A LOS JUZGADOS

 

Nacho Palau ha llegado a los juicios de Pozuelo acompañado por su abogado, José Gabriel Ortolá, sin hacer declaraciones pero saludando sereno a los medios de comunicación y ocultando una ligera sonrisa bajo la mascarilla obligatoria a causa del Covid.

 

Por su parte, Miguel Bosé ha conseguido burlar a los medios de comunicación apostados a las puertas de los Juzgados de Pozuelo y ha entrado sin ser captado por ninguna cámara.