Llamamiento de CCOO a la huelga de funcionarios públicos de la Junta

Anuncio de la huelga de trabajadores públicos de la Junta en la sede de CCOO: (Foto: Edgar Palomo)

El motivo es el descenso del número de empleados en los puestos de trabajo dependientes de la institución provincial

El sindicato Comisiones Obreras ha convocado para mañana una huelga de funcionarios públicos de la Junta de Castilla y León, que afectará en toda la región a casi 20.000 trabajadores y a aproximadamente 1.600 personas en la provincia abulense. Unos paros parciales que se producirán de 13:00 a 15:00 horas, aunque antes habrá una concentración frente al edificio de la Delegación Territorial de la Junta de 13:30 a 14:30.

 

El motivo de esta reivindicación se debe a los recortes y la no reposición de los puestos de trabajo de empleados públicos en Castilla y León, y en particular en la provincia abulense. En este sentido, el Responsable de Funcionarios del Sector Autonómico de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Hernández, ha hecho hincapié en el elevado caso de jubilaciones dadas en los últimos años en los puestos de trabajo de la institución regional, ya que como reconoce  “en 10 años se habrá jubilado el 80% de la plantilla actual de la Junta cuya media de edad es de 53 años”.

 

Un porcentaje que considera “muy alto”, por lo que se traduce que “el trabajo se mantiene, pero el personal de las plantillas que se quedan tienen que redoblar sus esfuerzos porque no aumentan”. Una situación que  se suma, según la organización  “a que hay un porcentaje muy alto de trabajadores interinos, sin contratos fijos y que repercute en la calidad del servicio y salud de los trabajadores”. Según cifras estimadas por este sindicato, en 2018 a modo global, “se han producido un total de 570 jubilaciones entre personal laboral y funcionario”, y en 2019 creen que se producirán “700 a nivel regional y 54 como dato particular en Ávila”.

 

Hernández a su vez ha argumentado que desde el año 2010 al 2015 no se han hecho convocatorias de empleo público regional, por lo que esas jubilaciones producidas durante ese tiempo no se han cubierto en puestos de trabajo. A estas se suman las convocatorias que se hicieron en 2016, de servicios públicos que hubo que repetir “tras una mala gestión”, y la de 2017 con 500 plazas, aunque como reconoce “ aún no se ha iniciado el proceso del 51% de las 500 que se ofertaron”.