Llamamiento a la ciudadanía para encontrar a varios perros que podrían haber sido sacrificados

La Protectora de Animales 'Huellas' denuncia el hecho y permanece alerta para erradicar el maltrato. 

La protectora de animales 'Huellas' tuvo conocimiento de la existencia en la localidad de Santa María de Berrocal, anejo de Valdemolinos, de un caso de maltrato en la falta de atención de tres perros que permanecían atados con cadenas durante este duro invierno. Además, señalan desde Huellas que su dueño desatendía su alimentación e higiene con el consiguiente peligro para la salud.

 

Esta asociación se personó inmediatamente en el lugar comprobando lo sucedido por lo que procedió a denunciar el 9 de marzo pasado los hechos ante el Ayuntamiento y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en Ávila.

 

Según ha recalcado la protectora en un comunicado de prensa, la Junta de Castilla y León incoó expediente sancionador por infringir su propietario la Ley 5/97 de 24 de abril de Animales de Compañía de Castilla y León, que sancionó por falta grave tipificada en el artículo 28.3 p. al propietario de los perros por "mantenerlos en esas pésimas condiciones que hacían peligrar su salud".

 

En la actualidad esta asociación está investigando donde se hallan dos de los tres perros denunciados dado que les han informado que han desaparecido del lugar donde estaban atados, razón por la cual desde Huellas han denunciado de nuevo este hecho al Seprona de la Guardia Civil dado que "sospechamos hayan podido ser sacrificados".

 

Por último, desde esta asociación agradecen la colaboración prestada por los ciudadanos de la localidad de Santa Maria de Berrocal y su ayuntamiento en la gestión de estos actos que constituyen actividades de maltrato animal que "deben ser erradicados en nuestra comunidad y denunciaremos con la ayuda de los ciudadanos cualquier acto de maltrato y crueldad contra los animales domésticos".