Ligera desaceleración en Castilla y León que suma 457 casos nuevos en 24 horas y alcanza los 8.332 contagiados
Cyl dots mini

Ligera desaceleración en Castilla y León que suma 457 casos nuevos en 24 horas y alcanza los 8.332 contagiados

Sanitario

Las altas totales en Castilla y León son 2.021 después de las 310 del último día. Han fallecido 61 personas en las últimas 24 horas. 

La Consejería de Sanidad ha confirmado a las autoridades sanitarias nacionales, desde la última comunicación pública, 457 casos más de infección por SARS-CoV-2, con lo que en Castilla y León se alcanzan los 8.332 positivos.

 

2.223 pacientes se encuentran en planta, en UCI 351, 12 confirmadas en las últimas 24 horas.

 

En este último día se han producido 61 fallecimientos para un total de 847 desde que comenzó esta crisis. 

 

En las últimas 24 horas se han dado 310 altas, para un total de 2.231 altas.

 

Por provincias, la mayor parte de los nuevos casos de coronavirus confirmados se registran esta vez en Salamanca, con 90, seguido de Segovia con 85 y León, con 79. Valladolid, que ayer había acumulado el mayor incremento, ayer registró 62 casos. Además, Ávila ha contabilizado 48 nuevos positivos; Zamora, 27; Palencia, 25; Burgos, 24 y Soria con 17.

 

En total, la mayoría de los casos confirmados se registra un día más en Salamanca, con 1.579, seguida de Valladolid, con 1.352, de León, con 1.204 y Segovia, con 1.051, las cuatro por encima del millar. A continuación está Burgos, con 964; Soria, con 769; Ávila, con 638; Palencia, 452, y Zamora, 323.

 

Respecto al número de fallecidos la mayor parte se sigue registrando en Salamanca, con 178, seguida en este caso de León, con 159; Valladolid, con 125; Segovia, con 102; Burgos, con 96; Ávila, con 69; Soria, con 52; Zamora, con 35, y Palencia, con 31.

 

En el caso de las altas, 439 se han computado en Valladolid, 398 en León, 332 en Salamanca, 323 en Burgos, 311 en Segovia, 205 en Ávila, 136 en Soria, 104 en Palencia y 83 en Zamora.

 

Casado ha cifrado en 2.574 las personas hospitalizadas este sábado 4 de abril, el 8,7 por ciento del total de los afectados (9,4, 9,9 y 8,3 por ciento los tres días precedentes), frente a los 2.664 de ayer. Del total de los afectados, 2.223 pacientes están hospitalizados planta en situación estable (2.316 ayer) y 351 en unidades de críticos, el 13,6 por ciento del total, similar al porcentaje de ayer, y 12 más en las últimas 24 horas.

 

Además, hay 4.200 pacientes con tratamiento antiviral, 75 nuevos casos en las últimas 24 horas (136 ayer), y se han hecho un total de 25.077 pruebas, con un porcentaje de positivos del 39,75 por ciento.

 

Respecto a los profesionales afectados, hay 2.102 aislados de los que 1.335 han dado resultado positivo, cifra que se refiere al viernes 3 de abril, ya que los datos de hoy no los tenían computados.

 

Finalmente, el sistema Medora alcanza los 33.381 casos entre sospechosos, posibles y confirmados, que incluyen tanto afectados leves, como moderados y graves lo que supone, un día más, que el 90 por ciento de los pacientes están controlados en sus casas por profesionales de Atención Primaria.

 

La Consejería de Sanidad, tras la Declaración del Estado de Alarma por parte del Gobierno de la Nación y la declaración de la Comunidad como ‘zona de transmisión comunitaria’ del nuevo coronavirus COVID-19, mantiene activado el nivel III de su plan de respuesta asistencial, por lo que supone una serie de condicionantes en la asistencia sanitaria a los ciudadanos, con el fin de evitar desplazamientos a centros sanitarios, tanto de Atención Primaria como Especializada.

 

En todo caso, las actividades básicas asistenciales como la atención de urgencias, en UCI, coronarias, oncología, hospital de día, cirugías urgentes, están aseguradas.

 

En la actual situación de confinamiento social, desde la Autoridad sanitaria se quiere recordar la importancia de quedarse en casa y, en este sentido, hay que insistir en que los usuarios con citas programadas no urgentes en el ámbito de la Atención Primaria no deben acudir directamente a su centro de salud, ya que serán contactados telefónicamente por los profesionales sanitarios correspondientes para atenderles y valorar si es necesario o no que el paciente acuda a dependencias asistenciales.

 

Por tanto, el usuario no debe ir al centro de salud si así no les es indicado.