Las trabajadoras de Ayuda a Domicilio se concentran este viernes frente a la Diputación

La Federación de empleados de Servicios Públicos de UGT convoca la movilización para exigir "un compromiso serio y una solución a largo plazo, tanto para la plantilla de trabajadoras como para el servicio de calidad a los usuarios".

Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de la Diputación Provincial de Ávila se concentrarán este viernes 31 de marzo a las 11.15 horas de la mañana a la puerta de la sede del Gobierno Provincial.

 

Desde la Federación de Empleados de Servicios Públicos señalan que "al parecer Diputación nos ha dado la razón en todo al sindicato UGT, tanto en la lista de espera congelada sin dar altas desde hace meses, 530 personas, como en las cifras económicas que manejábamos desde el sindicato, ya que por las cuentas del presidente, anualmente faltan más de 600.000 euros para poder prestar el servicio con normalidad".

 

Recuerdan que, según palabras del presidente, en 2016 Diputación tuvo que aportar 600.000 euros más de lo presupuestado para Ayuda a Domicilio y este año 2017 prevé que tendrá que aportar 1.600.000 euros, "por tanto el año que viene, 2018 ¿Cuánto dinero extra tendrá que aportar Diputación, 3.000.000 euros? Si la Junta no va a aportar más dinero ¿De dónde va a salir?".

 

Este sindicato pone sobre la mesa que "al estar mal hecho el presupuesto anual con mucho menos dinero presupuestado del necesario, Diputación tiene que cubrir todos los años el coste anual del Servicio, más el dinero que tuvo que adelantar del año anterior, y cada año la cifra de aporte extraordinario va creciendo. Por tanto de no afrontarse el problema con un presupuesto real, el desastre va a ser inevitable y por muchos parches que se pongan al final, el problema va a terminar muy mal. Diputación está creando una “burbuja presupuestaria” que acabará por explotar y las trabajadoras y los usuarios serán los grandes perjudicados".

 

Por ello insisten en que las palabras del presidente "lejos de tranquilizarnos, lo que hacen es aumentar el nivel de preocupación y ansiedad en la plantilla y nos hace dudar seriamente sobre la sostenibilidad a futuro del servicio. Dice que va a poner más dinero pero no dice como, ni de dónde va a salir".

 

Ante esta situación, temen que Diputación "empiece a revisar las horas adjudicadas a los dependientes de mayor grado, bajarles alguna hora a estos y repartirlas entre las nuevas altas, para de esta forma con las mismas horas hacer ver a la opinión pública que atiende a más usuarios".

 

"Ahora Diputación nos anuncia que va a atender a 54 nuevos usuarios de grado 3 y a 500 más de grados 1 y 2. Afirma por tanto que va a atender a más de 2.154 dependientes cuando en años precedentes no ha podido cerrar el año con presupuesto suficiente para 1.669. Esto no hay quien lo entienda. Diputación lleva desde el mes de Septiembre sin dar ni una alta. La empresa Valoriza ha recortado a un montón de trabajadoras sus contratos, y ahora resulta que van a aparecer altas por todas partes. Hasta que no lo veamos no podremos creérnoslo. Parece ciencia ficción. Nos da la impresión de que nos quieren vender acciones a futuro, sin asegurarnos el presente", manifiestan.

 

Para la FeSP la Junta de Castilla y León "tiene gran parte de la culpa de lo que ocurre en este caso, pero los usuarios y las trabajadoras no tienen responsabilidad alguna en que Diputación no sepa negociar con la Junta o exigirle a esta que cumpla con su parte", por lo que indican que, "si el presidente lo estima necesario estamos dispuestos a manifestarnos a su lado ante la sede de la Consejería que él decida para conseguir que la Junta aporte lo necesario en lugar de escurrir el bulto y no cumplir con su responsabilidad".

 

El sindicato mantiene la movilización anunciada "porque exigimos un compromiso serio y una solución a largo plazo, tanto para la plantilla de trabajadoras como para el servicio de calidad a los usuarios. Mantenemos la movilización porque la empresa Valoriza, sin sentarse a firmar ningún acuerdo con el Comité de Empresa, ya ha realizado recortes en los derechos y contratos de las trabajadoras. Mantenemos la movilización porque los políticos provinciales no dan el mismo trato a las mujeres trabajadoras de esta empresa que a los hombres trabajadores de otras y mantenemos esta movilización porque las trabajadoras están más que cansadas de que esta situación se repita cada poco tiempo porque desde Diputación no se toma una solución definitiva y se gestiona mal el servicio".

 

Anuncian que seguirán llevando a cabo acciones de protesta "hasta que todas las trabajadoras que ahora han visto reducidos sus contratos, vuelvan a recuperar lo perdido".

Noticias relacionadas