Las previsiones de la Comisión Europea apuntan a una caída de la renta global del sector agrario del 14% para los próximos años

Según las últimas estimaciones de la Comisión Europea, la renta global del sector agrario, a nivel europeo, caerá un 14 % durante la próxima década, debido, principalmente a dos factores: el problema de los bajos precios y el previsible aumento de los costes de producción. Sin embargo, pese a este descenso, la Comisión Europea prevé un aumento del 2 % de la renta por ocupado como consecuencia de la escasez de la mano de obra.

 

Otros informes, publicados esta semana, confirman la difícil situación que están atravesando los agricultores de la UE, debido a la volatilidad cada vez mayor de los mercados, a la subida de los costes de producción y a la burocracia. Así lo demuestran igualmente las nuevas cifras publicadas por la Oficina de estadísticas de la UE, Eurostat, que estiman en un 2% la reducción de la renta agrícola en Europa para este año, en comparación con 2015. A nivel nacional, las estimaciones del Ministerio de Agricultura son algo más optimistas y cifran en un 5,1 % el incremento de la renta agraria respecto al año anterior. En lo que sí coinciden todos estos organismos es en reconocer la tendencia bajista de los precios en origen de la producción agrícola y ganadera durante todo el 2016.