Las normas de un 15 de agosto en pandemia: así se pueden hacer paellas, verbenas o vaquillas y 'no' fiestas de la espuma
Cyl dots mini

Las normas de un 15 de agosto en pandemia: así se pueden hacer paellas, verbenas o vaquillas y 'no' fiestas de la espuma

Paella popular en Gomecello

La Junta publica una guía en la que especifica cómo se tienen que desarrollar las principales manifestaciones festivas del mes de agosto bajo las restricciones por el Covid, bajo la regla número 1 de la distancia: así tienen que ser desde los torneos de petanca a los castillos hinchables.

La Junta de Castilla y León ha editado una guía para explicar las medidas y restricciones bajo las que se tienen que celebrar las fiestas de este señalado 15 de agosto, el segundo en pandemia, en el que las celebraciones no están prohibidas, pero sí se tienen que hacer respetando una serie de normas. La guía abarca todas las manifestaciones de estas fechas, desde las corridas de toros a los encierros, pasando por las fiestas de la espuma, las verbenas o las paellas populares.

 

Las normas básicas ya son conocidas y, aunque están vigentes hasta el 16 de agosto, se ha decidido prorrogarlas hasta la finalización del mes con más fiestas en la comunidad. La base de las restricciones son las limitaciones de aforo y de horarios para evitar aglomeraciones y contacto en celebraciones y fiestas donde suele ser difícil impedirlo. Pero la Junta ha querido especificar cómo se tiene que desarrollar cada manifestación festiva en concreto. Estas son las normas.

 

Corridas de toros

Con 75% de aforo, 1,5 metros de distancia entre no convivientes si no hay asientos fijos y uno de distancia si los hay. Se puede comer y beber

 

Espectáculos taurinos populares

Prohibidos los encierros urbanos y mixtos y también las vaquillas. Los encierros de campo precisan de autorización y evaluación. Los concursos de cortes sí están permitidos, con las reglas de los espectáculos taurinos mayores.

 

Fuegos artificiales

Se pueden celebrar si los espectadors los pueden ver si desplazarse o generar aglomeraciones: se puede hacer creando recintos de visualización con máximo mil personas o 75% de su capacidad. Si no se puede asegurar eso y se quieren celebrar, hay que pedir autorización.

 

Toros de fuego

Los pasacalles de fuego o correfuegos se pueden celebrar, pero siempre en un recinto acotado con no más de mil personas. Si no es en recinto acotado, hay que pedir permiso con diez días de antelación. Los toros de fuego quedan prohibidos.

 

Atracciones de ferias

Se pueden celebrar, al 75% de aforo por fila en caso de atracciones con asientos y 50% si no los tienen pero sí se pueden mantener la distancia social; si no, al 30%.

 

Castillos hinchables

Ocupación máxima del 30% sobre la habitual y medidas de higiene y desinfección regulares y diarias.

 

Mercados medievales

Ocupación máxima del 75% en recintos acotados donde se pueda controlar el aforo: cada persona debe tener cuatro metros cuadrados. Los puestos, separados al menos metro y medio.

 

Pruebas deportivas

Muchas fiestas tienen campeonatos deportivos en sus programas. Se pueden celebrar en grupos de 30 y distancia de 4 metros entre grupos al aire libre; o grupos de 25 y pabellones al 85% de ocupación en el caso de los que sean bajo techo. Si son deportes de contacto, con mascarilla.

 

Rana, petanca, sogatira

Los juegos populares también se pueden celebrar, pero tienen que cumplir estas cuatro condiciones: serán con un máximo de mil asistentes al aire libre y 500 en espacio cerrado, que no haya aglomeraciones y que haya distancia, y tiene que haber una organización que garantice el cumplimiento de medidas.

 

Verbenas y discomóviles

Los espectáculos musicales se pueden celebrar, pero siempre en espacios acotados, con máximo mil personas, todos sentados y sin poder comer ni beber. La mascarilla es obligatoria y la hora límite es la 1.30 de la madrugada.

 

Pascalles y desfiles

En la guía de la Junta, prevista hasta el 16 de agosto, y aplicable ahora que se han ampliado las medidas, es obligatorio que los pasacalles se celebren en recintos acotados porque, de lo contrario, se generan aglomeraciones. El espacio acotado se ocupará al 75% con un máximo de mil personas, todos sentados y con mascarilla.

 

Conciertos y cine de verano

Aforo del 75% del espacio y máximo mil personas. En agosto, todos sentados y con mascarilla, además de distancia. No se permite comer ni beber durante el espectáculo.

 

Teatro de calle

De nuevo, a celebrar en espacios acotados ocupados al 75% con un máximo de mil personas. Todos sentados y sin poder comer ni beber, además de con distancia y mascarilla.

 

Romerías y procesiones

Se pueden celebrar si cumplen estas cuatro condiciones: serán en un recinto acotado, con un máximo de mil asistentes y aforo al 75%, que haya distancia y tiene que haber una organización que garantice el cumplimiento de medidas. No habrá muestras de devoción: ni besos a imágenes, ni abrazos... Si no, no se pueden celebrar.

 

Misas patronales

Hay que acotar un recinto que estará al 75% de ocupación, pero sin un máximo de personas.

 

Fiestas de la espuma

Se considera que no se garantiza la distancia y que la mascarilla pierde su utilidad por la humedad. Están prohibidas.

 

Paellas y comidas populares

Se pueden celebrar, pero tienen que cumplir estas cuatro condiciones: serán con un máximo de mil asistentes al aire libre y 500 en espacio cerrado, que no haya aglomeraciones y que haya distancia, y tiene que haber una organización que garantice el cumplimiento de medidas.

 

Juegos de chapas

Habitual juego de apuestas en algunos municipios, no se permite su celebración porque, por su desarrollo, no se puede mantener distancia social.

 

Hostelería

A todas estas normas, hay que sumar las propias de bares y restaurantes, con hora límite la 1.30 de a madrugada, aforo interior al 75%, terrazas al 100%, barras condenadas salvo para pedir o recoger consumiciones, prohibido consumir de pie, todos en mesa de máximo 10 peronas... Las discotecas permanecerán cerradas en interior, pero tendrán terraza libre. Permanecen cerradas las peñas.