Las Luminarias de San Bartolomé de Pinares: el rito de la purificación por el fuego
Cyl dots mini

Las Luminarias de San Bartolomé de Pinares: el rito de la purificación por el fuego

Luminarias en San Bartolomé de Pinares durante la noche de ayer
Ver album

San Bartolomé de Pinares celebra un año más una fiesta que reúne a bartolos y forasteros en sus calles, al calor de las hogueras, de la fiesta y del ritual ancestral

Como cada 16 de enero, las calles de San Bartolomé de Pinares se llenaron de hogueras, alrededor de las cuales se juntaban lugareños y visitantes y sobre las que decenas de caballos y jinetes pasaron evocando un rito ancestral cuyo origen se pierde en el tiempo, que sirve para purificar con el fuego todos los males.

 

Por sus empinadas calles los  jinetes bartolos y sus monturas ascendieron a través de las piras, bajo la mirada de familiares y vecinos que mantenían viva la lumbre, animaban, saludaban o, simplemente, observaban como los suyos conjuraban los males con el efecto purificador del fuego. Y bajo la mirada de los forasteros, especialmente los profanos en esta fiesta, que quedaban atrapados por la magia del ritual.

 

A pesar de las protestas de algunos, que alegan maltrato de los equinos, se pudo observar que ninguno de los jinetes o amazonas que cabalgaban sobre el fuego, osarían poner en peligro a su montura o a ellos mismos.

 

El paso del fuego a caballo es una tradición arraigada en San Bartolomé de Pinares, de “las de toda la vida” y constituyen un motivo de encuentro entre los habitantes de la localidad, además de acogida a aquellos que, sin prejuicios y respeto, se acercan a un municipio con lugares y encantos por descubrir.