Las lluvias de Semana Santa no sacan a los embalses del Duero de su preocupante situación

Embalse de Riaño (Foto: F. Oliva)

La reserva hidráulica sube en 99 hectómetros cúbicos en una semana, pero el nivel está mil hectómetros cúbicos por debajo de los registros del año pasado y de la media de la última década.

La reserva hidráulica de los embalses de la Cuenca del Duero se encuentra al 62,8 por ciento de su capacidad, 1,3 puntos más que la semana anterior, cuando alcanzaban el 61,5, según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica que informa de que los pantanos de esta cuenca albergan 4.715 cúbicos de una capacidad total de 7.507.

 

Con esos 4.715 hectómetros cúbicos almacenados y el 62,8 por ciento de la capacidad total están por debajo del dato de almacenamiento de agua de la misma semana del año 2018 (5.876 hectómetros cúbicos) y se sitúan una semana más por debajo de la media de los últimos diez años (6.067 hectómetros cúbicos). Todo, a pesar de las lluvias de la última Semana Santa, que han aportado 99 hectómetros cúbicos, de los 4.616 de hace una semana al dato de este martes, los 4.715 citados.

 

Por su parte, la reserva hidráulica española ha aumentado hasta el 58,4 por ciento de su capacidad total y almacena en la actualidad un total de 32.779 hectómetros cúbicos, lo que representa un incremento de 390 hectómetros cúbicos, el 0,7 por ciento de la capacidad total. Según los mismos datos ministeriales, las precipitaciones han afectado de forma considerable a toda la península.