Las Jornadas Culturales de Piedrahíta rinden homenaje a su ilustre paisano, José Somoza

Homenaje a José Somoza en las Jornadas Culturales de Piedrahíta.

En el mismo acto se entregaron ejemplares del último número de “El Cobaya”, dedicado al escritor piedrahitense.

En un acto emotivo y con la participación de un gran número de personas, las jornadas culturales de Piedrahita rindieron homenaje al ilustre piedrahitense, José Somoza, como forma de reconocer la figura de un gran referente en la vida cultural de la Villa.

 

El evento, coordinado por Ester Bueno, presidenta de la Asociación “Alma Máter Arte y Cultura” que organiza las jornadas, contó con la presencia del filósofo, Óscar Pacheco, que hizo una semblanza del José Somoza y Muñoz, nacido en Piedrahíta en 1781 y del que destacó su trayectoria como escritor, habló también de su capacidad de interpretar la realidad en sus escritos y reivindicó su figura como un ejemplo de coherencia en lo personal y en lo político.

 

Por su parte, el director de “El Cobaya”, José María Muñoz Quirós, hizo una intervención explicando la importancia que para la literatura tiene José Somoza y destacó la calidad de su obra y su íntimo sentido estético para la poesía. También intervinieron otros participantes de este especial último número de “El Cobaya” como José Antonio Elvira, Daniela González Castro y  Adolfo Yáñez.

 

En el acto hubo también lugar para la reivindicación no solo de su figura, sino también de la recuperación del entorno de su sepultura y del lugar donde está enterrado, el abandonado monasterio de los frailes dominicos, así como de su obra completa para poder disfrutarla en su totalidad.

 

Por último, se procedió a la lectura de algunos de los poemas y fragmentos de textos en prosa del escritor que llevaron a los asistentes a un recorrido por la obra de Somoza, en un acto de reconocimiento colectivo.

 

Hay que recordar que Somoza, fue jefe político de Ávila en el Trienio Liberal, procurador en Cortes por Ávila desde 1834 a 1836, Diputado a las Constituyentes de 1836-1837 y elegido en las de 1839.  También ejerció la presidencia de la Diputación de Ávila entre 1834 y 1836, y con carácter honorario en 1838.  

 

En cuanto a su faceta literaria destacan sus obras en prosa, con importantes novelas históricas: El Bautismo de Mudarra y El Capón, también libros que reconstruyen su propia identidad como librepensador: Memorias de Piedrahíta o Cartas sobre duelo y una colección de magníficos poemas, una obra dispersa y de necesaria recuperación.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: