Las formas más inteligentes de invertir

Una de las maneras más eficaces de ganar dinero es a través de inversiones, pero si no se tiene conocimiento sobre ello, lo más probable es que se pierda lo depositado. En realidad, incluso siendo un experto en finanzas, no se puede asegurar que una inversión vaya a funcionar cómo se ha planeado, pero no hay duda de que tener un vasto conocimiento sobre el tema incrementará las probabilidades de obtener beneficios. A continuación, encontrarás algunos de los métodos más efectivos para poder multiplicar tus ahorros.

 

Regla del 72

Para empezar, es fundamental conocer la regla del 72, un sencillo cálculo que nos ayudará a conocer el tiempo aproximado que nos llevará duplicar lo que hemos invertido. Para ello, se ha de saber la tasa de rendimiento y aplicar la fórmula “r*n = 72” (“r” es la tasa de interés y “n” corresponde al número de años). Si bien no es un calculo fiable del todo, pues se basa en que nuestro deposito no sufra ningún altibajo, puede resultar muy útil para hacer cálculos rápidos y aproximados. Es especialmente eficaz en cuentas de ahorro en las que el usuario no toma riesgos o en fondos de inversión.

 

Invertir en empresas

A la hora de invertir en empresas, lo más prudente es empezar con una pequeña cantidad por las más exitosas. Aunque los expertos aconsejen comprar acciones de una nueva compañía en auge, al principio no es recomendable apostar por ninguna marca que se desconozca. De este modo, se puede observar poco a poco cómo funciona el mercado y aprender tácticas para el futuro. Otro modo de conseguir dinero casi seguro es a través de bonos del estado.

 

Invertir en materias primas   

Invertir en oro es también una excelente opción, puesto que es una de las materias que más beneficios han dado durante la historia. Desde que se convirtió en activo cotizable, un gran número de accionistas la han utilizado en momentos de crisis debido a la estabilidad de su valor. Invertir en oro supone mantener el valor actual de tu dinero independientemente de los problemas que tenga tu moneda, además de tener la opción de obtener ganancias.

 

Otras inversiones 

Una persona con experiencia en el mundo de las inversiones puede contemplar otras opciones más arriesgadas, como depositar dinero en negocios propios. Se pueden abrir establecimientos que tengan altas posibilidades de ser rentables, como un restaurante o una joyería, o bien apostar por ideas innovadoras que puedan suponer pérdidas a corto plazo y ganancias después de un tiempo. Los objetos de valor, tal y como las antigüedades, también pueden ser una buena opción para invertir dinero si se es paciente. 

En definitiva, el mundo de las finanzas es complejo, y ganar dinero a través de las inversiones no siempre es una tarea sencilla. Existen decenas de métodos para duplicar tus ahorros, pero si no se tiene la experiencia o el conocimiento de carácter económico suficiente, el resultado puede ser negativo. Invertir de forma inteligente reduce de forma notable este riesgo, aunque supone estar ganando bajos beneficios durante un tiempo.