Cyl dots mini

"Las Fake News buscan provocar cambios en las corrientes de opinión"

 José Antonio Coedo Sánchez, delegado de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial de Ávila.

Así lo considera José Antonio Coedo Sánchez, delegado de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial de Ávila.

Desde hace ya algún tiempo la sociedad se ha visto obligada a convivir con los bulos o las Fake News, un hecho que se ha acentuado más desde que el pasado 15 de marzo el Gobierno de España decretase el estado de alarma.

 

Es responsabilidad de todos ayudar a combatir la desinformación y por ello, José Antonio Coedo Sánchez, delegado de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial de Ávila y colaborador de la Cátedra de estudios Policiales de la Universidad Católica de Ávila, ha participado en las Jornadas Virtuales Multidisciplinares impulsadas por el Departamento de Comunicación de la UCAV con una charla para ayudar a identificar esos bulos y cortar esas cadenas. Unas sesiones que se realizan de lunes a jueves a las 19 en la cuenta de Instagram @ucavila.

 

El también portavoz de prensa de la Comisaría Provincial de Ávila ha comenzado aclarando cuáles son las diferencias entre los bulos y las conocidas como Fake News. Mientras que los primeros son una falsedad “revestidos de elementos que pueden parecer verdad” y que buscan crear alarma sin un objetivo concreto, las segundas son más elaboradas, con lenguaje similar al periodístico acompañadas de información adicional similar a las oficiales y “busca provocar cambios en las corrientes de opinión”. Precisamente estas últimas, ha indicado Coedo, necesitan de una estrategia y marcar un target al igual que lo hacen las agencias de publicidad para que su mensaje tenga más éxito.  

 

Para ambos casos, las redes sociales se han convertido en el “terreno abonado” para propagar cualquier información buscando la sed de información de la sociedad.

 

Coedo ha explicado cómo en muchas ocasiones las personas cuando reciben información, en un afán de demostrar que están actualizadas, tienden a hacer “dos de las peores cosas”: compartirlo o, incluso, apoyarlo, aunque sea con más mentiras.

 

Teorías conspiranoicas

 

En este sentido ha explicado cómo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en muchas ocasiones, no pueden emitir comunicados inmediatamente desmintiendo cualquier información que afecte a este sector debido a que alimentaría más la mentira levantando toda serie de teorías conspiranoicas.

 

Así mismo, ha profundizado también en la relación entre los periodistas y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, no solo por el hecho de que son los encargados de informar a través de las fuentes oficiales de lo que ocurre, sino por las filtraciones que se pueden realizar de los casos poniendo en peligro las investigaciones. Por ejemplo, alguien que es testigo de la detención de una persona conocida, hace una foto y la envía a un medio de comunicación.

 

Otro punto destacado ha radicado en el Tribunal del Jurado, una forma de participación popular en la Administración de la Justicia que se ve afectada en localidades pequeñas debido a que las personas conocen –por los medios de comunicación- o bien el caso o bien son cercanas a la víctima o al autor. Una circunstancia que impide que puedan formar parte de ese jurado popular y por ello, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no revelan datos a pesar de que puedan ser periodísticamente interesantes.

 

Inmerso en la cuestión de las Fake News y los bulos, el subinspector de policía ha comentado cómo, ante esto, los periodistas se han visto obligados a convertirse también en analistas teniendo que dedicar mucho tiempo a contrastar demasiada información que circula por redes sociales para evitar dar una información que no es veraz.

 

En este punto ha entrado a exponer cómo esta nueva situación para el periodismo ha llevado a la creación de Agencias de Verificación, que en muchas ocasiones pertenecen a los mismos grupos que los medios de comunicación con todo lo que ello conlleva, como la editorial del medio.

 

Para finalizar, José Antonio Coedo ha mencionado los cinco pasos que ha creado Policía Nacional para luchar contra la desinformación: googlear la información que nos ha llegado, contrastarla con las fuentes oficiales, sospechar de los sellos o imágenes corporativas que por sí solas no acreditan su autenticidad, consultar quién es el emisor y, sobre todo, ante cualquier duda, no compartir.

 

Además, ha destacado la relación que existe entre las Fake News y las estafas por internet (o Phishing) debido a que el método es muy similar aunque unos lo hagan con el objetivo de modificar la opinión pública y otros lo lleven a cabo con ánimo lucrativo.

 

Para finalizar, y ante las preguntas de los espectadores sobre si es válido realizar denuncias a través de la cuenta de Twitter @policía, el colaborador de la Cátedra de estudios Policiales de la UCAV ha resaltado que, a pesar de ser la cuenta con más seguidores del mundo, es simplemente un canal de comunicación que no se utiliza para tramitar denuncias.

 

En la próxima jornada, que se celebrará el lunes 20 de abril a las 19 horas en la cuenta de Instagram de la UCAV, el Dr. y profesor en los Grados de Economía y ADEMiguel Ángel Echarte, explicará las perspectivas económicas que existen en estos tiempos de coronavirus.