La Usal a diseña un kit fácil y barato para detectar una enfermedad que afecta a 250 millones de personas

'Scientific Reports' publica los resultados de un trabajo del Centro de Investigación de Enfermedades Tropicales (CIETUS) que facilita la detección de la esquistosomiasis, con más de 250 millones de personas afectadas.

Investigadores del grupo de Inmunología Parasitaria y Molecular del Centro de Investigación de Enfermedades Tropicales de la Universidad de Salamanca (CIETUS) han publicado recientemente en Scientific Reports, de la editorial Nature Research, los resultados de sus avances en el campo del diagnóstico molecular de la esquistosomiasis, la segunda enfermedad parasitaria más importante tras la malaria que afecta a más de 250 millones de personas en zonas tropicales y subtropicales del planeta.

 

En el trabajo, titulado "Progress in loop-mediated isothermal amplification assay for detection of Schistosoma mansoni DNA: towards a ready-to-use test", los autores describen la puesta a punto y aplicación de un método sencillo de estabilización de los reactivos necesarios para la amplificación isotérmica de ácidos nucleicos tipo LAMP (loop-mediated isothermal amplification) que permite su uso para realizar diagnóstico molecular en formato kit listo para utilizar a pie de paciente.

 

La tecnología LAMP permite la amplificación de ácidos nucleicos con elevada sensibilidad y especificidad a temperatura constante y los resultados pueden visualizarse a simple vista por cambio de color. Así, la infraestructura necesaria para su realización es mínima y adaptable a múltiples situaciones en laboratorios poco equipados en países con escasos recursos.

 

El estudio se enmarca en la línea de investigación de diagnóstico molecular del grupo de Inmunología Parasitaria y Molecular del CIETUS, que desde hace años trabaja en el desarrollo e implementación de nuevas herramientas moleculares sencillas para un diagnóstico fácil y económico de enfermedades tropicales olvidadas o desatendidas (Neglected Tropical Diseases, NTDs). Las NTDs son un grupo de enfermedades infecciosas, muchas de ellas parasitarias, que afectan a más de mil millones de personas en el mundo (aproximadamente a una de cada seis personas), que se concentran fundamentalmente en países pobres de África y América Latina con una elevada morbilidad y mortalidad.

 

Estas enfermedades reciben escasa atención y están relegadas en las prioridades de las políticas de Salud Pública, estando desatendidas a nivel de investigación y desarrollo. El trabajo publicado por el grupo de la USAL abre una nueva vía para facilitar el acceso al diagnóstico molecular en zonas pobres de escasos recursos, uno de los principales cuellos de botella que se encuentran en la lucha contra estas enfermedades tropicales desatendidas o de la pobreza.

 

El trabajo firmado por Juan García-Bernalt Diego, estudiante de doctorado de la USAL, forma parte de un proyecto de investigación financiado por el FIS liderado por los profesores Antonio Muro, responsable del grupo e-INTRO (Enfermedades Infecciosas y Tropicales) del IBSAL y Pedro Fernández-Soto, responsable de la línea de investigación de diagnóstico molecular del grupo de Inmunología Parasitaria y Molecular del CIETUS.

 

La investigación es un avance muy importante para acercar el diagnóstico de la esquistosomiasis a zonas endémicas de la enfermedad, ya que los reactivos pueden ser preparados, transportados y utilizados en zonas tropicales sin necesidad de mantenimiento de la cadena de frío, en laboratorios escasamente preparados y permitiendo realizar un diagnóstico point-of-care o a pie de paciente en menos de dos horas y con un coste inferior a un euro por prueba diagnóstica.

 

El proceso de estabilización de los reactivos se basa en un protocolo de desecación al vacío en presencia de moléculas de trehalosa, un azúcar que actúa como crioprotector de los componentes con bajo coste y de fácil obtención.

 

 

"Un único paso de treinta minutos"

 

Según Juan García-Bernalt Diego, "se ha desarrollado un protocolo sencillo de realizar, en un único paso experimental de treinta minutos y que, a diferencia de otros protocolos descritos con anterioridad, presenta la ventaja de que no requiere de equipos complejos, caros y con procedimientos habitualmente muy laboriosos de realizar".

 

Además, el sistema desarrollado para el diagnóstico de la esquistosomiasis es aplicable a cualquiera de los métodos LAMP ya desarrollados por el grupo para el diagnóstico de otras enfermedades tropicales desatendidas y potencialmente para otras enfermedades infecciosas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: