Actualizado 19:05 CET Versión escritorio
Avila

La última lección del 'profesor': Chuchi Jorqués dice adiós al fútbol

ADIÓS AL FÚTBOL

El jugador palentino disputó el último partido de su carrera con el Cristo Atlético camino de los 41 años, dejando atrás una dilatada trayectoria llena de éxitos y con una zurda que siempre quedará para el recuerdo.

Publicado el 19.05.2019

Todas las historias tienen un final; unas más amargo, otras muy feliz y, algunas también, un adiós que apenas duele. Pero, este momento no es otra cosa que el pistoletazo de salida hacia algo nuevo y Jesús Jorqués Polanco lo acaba de sufrir en su carnes...

 

'El profesor' enseñó por última vez su zurda de oro sobre el césped jugando con el Cristo Atlético para cumplir una promesa lejana en el tiempo, pero que seguía en su memoria. Chuchi ha dicho adiós a su etapa como futbolista, y lo ha hecho camino de los 41 años, cuando muchos deportistas han dejado atrás el 'vientre plano' o se han olvidado de lo que exige estar al pie del cañón todos los días.

 

Ya no habrá más cambios de juego de 40 o 50 metros, más faltas sorteando con delicadeza la barrera, más movimiento de balón de lado a lado, más caricias a la que hasta ahora ha sido su fiel amiga: la pelota. Palencia tuvo el privilegio de despedir a uno de los mejores futbolistas que ha dado esta tierra, huérfana ahora de fútbol de primer nivel, pero que vivió momentos grandes, precisamente con Chuchi en sus filas.

 

14 temporadas en Segunda División B, infinidad de fases de ascenso a Segunda, Copa del Rey... pero también ha tenido tiempo para pisar la Tercera, destilar fútbol de quilates en campos en los que apenas se podía mantener en pie, cerrando una etapa de lujo con el ansiado ascenso de Unionistas CF, del que fue gran artífice. Para eso le ficharon en Salamanca y no defraudó, empezando además su trayectoria deportiva en la cantera de la desaparecida UD Salamanca. Será por eso que su figura, además de ser apreciada y reconocida en Palencia, también lo es en Salamanca. (Así fue su despedida de Unionistas CF).

 

Y cómo olvidar sus dos etapas en el CD Guijuelo, club con el que jugó casi 100 partidos y con el que hizo historia al lograr el primer play off de ascenso a Segunda con Rubén de la Barrera en el banquillo, categoría en la que tuvo el privilegio de jugar 357 partidos, marcando 39 goles, entre Liga, Copa y fases de ascenso.

 

"Yo vengo a este club con un solo objetivo, que ya no es jugar play off, si no intentar ascender al equipo, es lo que nos hemos propuesto. A pesar de que la gente pueda tener dudas por el tema de mi edad, creo que estoy capacitado para ayudar al equipo porque me conozco, tanto dentro como fuera del terreno de juego y hay que ser ambiciosos. Muchos clubes están haciendo buen equipo, pero creo que la nuestra es la mejor plantilla y ahora hay que demostrarlo con trabajo y dentro del campo, no vale solo con decirlo. Queremos dar una alegría a afición y directiva porque lo merecen".

 

Ésta fue su carta de presentación en Unionistas CF cuando, cerca de los 40 años, decidió bajar un peldaño para volver a coger impulso y ser 'el jefe' de la familia del vestuario de Unionistas CF. Pero no solo ahí, además de Salamanca y Guijuelo, Pontevedra, Alzira, Talavera, el Portuense, el Real Unión y, como no, el Palencia, tuvieron el privilegio de disfrutar de su fútbol.

 

Ahora ya es ex jugador, el final de una vida sobre un terreno de juego, pero solo para dar paso a otra, quien sabe si mejor. Eso sí, la última lección siempre quedará en la memoria; más llora el balón, Chuchi Jorqués.

 

COMENTARComentarios