La suspensión del Concurso Nacional de Saltos costará a los abulenses 17.500 euros

Jaqueline Martín y Sonsoles Sánchez-Reyes, del Grupo Municipal de Ávila (Foto: Miguel Hernández)

Sonsoles Sánchez- Reyes, portavoz del Grupo Municipal Popular, y Jacqueline Martín, concejala del Partido Popular, han tratado asuntos relativos a las consecuencias de la suspensión del concurso nacional de saltos y la política del Gobierno Municipal respecto a los deportes.

Sonsoles Sánchez-Reyes, como portavoz del Grupo Municipal Popular,  ha manifestado que su formación política está a disposición del Gobierno Municipal en todo lo relacionado a las medidas relativas al coronavirus, entendiendo que “en cuestiones de salud pública, como no podía ser menos, tenemos que olvidar colores políticos, tenemos que remar todos en la misma dirección”, por lo que el Grupo Municipal Popular asistirá a la reunión del Comité de Seguridad y Salud que se celebra hoy en el Ayuntamiento, para colaborar y ayudar en la medida que sea posible.

 

Tras el apoyo institucional, la portavoz popular se ha referido a la indemnización que el Ayuntamiento  tendrá de pagar a la empresa concesionaria del Concurso Nacional de Saltos por su suspensión el pasado mes de agosto, con un montante de unos 17.500€.

 

La suspensión de este certamen, que se llevaba celebrando desde hace más de cincuenta años, fue una decisión “apresurada, arbitraria” y llevada a cabo sin consenso o acuerdo con la empresa organizadora, ni la oposición, ni con los técnicos municipales. Con el dinero a indemnizar, según la portavoz popular, se hubiera podido utilizar agua reciclada y evitar la suspensión del concurso, que produjo la pérdida de un millón de euros del impacto económico en la ciudad, el deterioro de la imagen de la ciudad y el concurso, la posible bajada de turismo y aumento de paro.  Además, el informe técnico en el que se apoyaba la argumentación del Gobierno Municipal, reclamado por la oposición, no fue entregado hasta tres meses después, con fecha posterior a la decisión, y no contenía ninguna medida que propusiera la suspensión del concurso ni la necesidad de usar agua potable. Ni siquiera los datos de agua consumida en anteriores ediciones era exacta, sino calculada.

 

Por todo ello el Grupo Popular solicita que el importe de la indemnización no se pague con cargo a las arcas municipales, sino que se abone con cargo a los sueldos del  Gobierno Municipal, que tomó una “decisión errada, tomada unilateralmente y sin ningún informe técnico concluyente que lo avalase”.

 

Por su parte, Jaqueline Martín  ha declarado que no existe avance en la política deportiva municipal, retrocediendo en la organización en eventos deportivos y diálogo con las asociaciones, como demuestra la suspensión del concurso hípico o la carrera Ávila Solidaria.  También la falta de planificación de nuevas infraestructuras, llevadas en su programa electoral, con excusas dilatorias, así como el pago de mobiliario municipal para actos deportivos, que podrían impedir la organización de futuros eventos.

 

Por ello el Grupo Municipal Popular seguirá haciendo una oposición leal, realizando propuestas “realizables y sensatas”,  que beneficien al deporte abulense y a los ciudadanos.