La Subdelegación abulense insiste en la eficacia del cinturón de seguridad para salvar vidas

 María Ángeles Ortega examina los datos referidos a los accidentes por el no uso del cinturón de seguridad.

Hasta el 31 de agosto, dos de los once fallecidos en las carreteras de Castilla y León no lo llevaban puesto.

Al iniciarse la nueva campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) para vigilar el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil, la Subdelegación del Gobierno vuelve a recordar a los conductores y ocupantes de los automóviles los datos sobre su utilidad para evitar accidentes mortales y graves.


La subdelegada del Gobierno, María Ángeles Ortega, ha manifestado al comienzo de esta campaña de que a pesar del evidente incremento en el uso del cinturón aún existen conductores y otros ocupantes que no cumplen con esta norma, aunque los datos de accidentes en la región en lo que va de año revelan la importancia de esta medida de seguridad: en las carreteras de Castilla y León, hasta final de agosto, de los 11 fallecidos en accidentes de turismos, furgonetas y camiones, 2 no utilizaban el cinturón de seguridad, incluido un menor que no llevaba puesto el sistema de retención infantil (SRI).


Explica María Ángeles Ortega, en cuanto a los más vulnerables, que uno de los objetivos del Plan Estratégico de Seguridad Vial es “lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en la silla que le corresponde por su peso y talla. Si se hubieran utilizados los obligatorios sistemas de retención, 9 de cada 10 lesiones graves o mortales se habrían evitado”.

 

Modificación de la norma


Uno de los aspectos a resaltar de la campaña especial que se inició el día 7 y finaliza el 13 es el incremento de los controles por parte de la Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local, que prestarán especial atención en controlar que los menores vayan correctamente sentados en sus sistema de retención infantil, en una semana en la que miles de escolares comienzan nuevo curso y muchos de ellos son trasladados en vehículos privados al colegio.


La subdelegada del Gobierno también pone en conocimiento de la ciudadanía que, a partir del 1 de octubre, para aumentar la protección de los niños y reducir la gravedad de las lesiones que pudieran sufrir en caso de accidente, se ha modificado la norma que regula su uso. Así, los menores de edad con estatura igual o inferior  a 1,35 metros, además de utilizar el sistema de retención infantil homologado, deberán situarse en los asientos traseros. Sólo podrán ir delante cuando el vehículo no disponga de asientos traseros; cuando éstos estén ya ocupados por otros menores de las mismas características, o cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.


Aviso de controles


En la campaña del 7 al 13, en función de los medios materiales y humanos disponibles, se ha previsto que tanto en los paneles de señalización de las carreteras como en las pantallas de los vehículos de la DGT se advierta a los conductores de la existencia próxima de un control.