La Rectora de la UCAV pronuncia el pregón de Semana Santa de Arévalo

María del Rosario Sáez Yuguero, Rectora de la UCAV

La Rectora de la Universidad Católica de Ávila (UCAV), Mª del Rosario Sáez Yuguero, pronunció anoche el tradicional pregón de Semana Santa en la iglesia parroquial de Santo Domingo de Silos, en Arévalo (Ávila). Es la tercera vez que desempeña la labor de pregonera después de la presentación de la Semana Santa en Valladolid en 2010 y en Plasencia en 2016. En esta ocasión, Arévalo tiene un gran valor sentimental ligado a su infancia.

 

“Es para mí un honor  inmerecido, pero agradezco cordialmente  la invitación que en su día recibí de la cofradía de la Santa Veracruz para pronunciar este pregón, para hacer memoria dela muerte y resurrección del Señor tal como se vive y celebra en la ciudad de Arévalo.

 

Arévalo marcó mi vida, no en vano pasé aquí toda mi adolescencia y parte de la juventud (Como san Ignacio de Loyola), aquí estudié el bachillerato que duraba seis años y luego COU.

 

Aquí hice muchos  amigos y viví con mucha ilusión las Ferias, los mercados de los martes y el día de las Angustias.  En esta iglesia de Santo Domingo se han casado muchos familiares y amigos, y en la iglesia de San Juan se casaron mis padres. Con inmenso cariño y agradecimiento conservo en lo más profundo del corazón estos recuerdos.

 

Recordar significa pasar por el corazón. Repasemos esta noche y pasemos por los repliegues más íntimos de nuestro corazón todo el amor que derrochó Nuestro Señor Jesucristo durante las terribles y dolorosas horas de su Pasión. Cuando salgamos en las procesiones de penitentes, miremos “al que traspasaron” y a su bendita Madre desde lo más hondo de nuestro corazón, allí donde residen los afectos, el amor y el dolor.

 

Sale la fe de un  pueblo en Cristo que muere y resucita por ti y por mí. Sale el amor a María  Santísima, la Virgen de las Angustias patrona de la Ciudad de Arévalo.

 

Este pregón ha brotado de lo más profundo del corazón de una mujer cristiana, orgullosa de sus raíces; sí porque nuestras raíces entroncan con ese Cristo de la Historia,  que se encarnó de María la Virgen, y se hizo hombre; padeció bajo “Poncio Pilato y por nuestra causa fue crucificado, muerto y sepultado y  al tercer día resucitó”.

 

El pregón será un recorrido por cada una de las procesiones, una mezcla de meditación, poesía y reflexión personal para revivir la conmemoración del acontecimiento mayor de la historia de la humanidad, pero también de nuestra historia personal, de la historia de cada uno de nosotros”.

Noticias relacionadas