La "principal hipótesis" del caso de la mujer de Irún es que fue ella quien se amordazó y maniató

La Ertzaintza ha localizado al animal y lo ha abatido

La Ertzaintza maneja como "principal hipótesis" en el caso de la mujer que apareció amordazada y atada en un talud de la GI- 636 que fue ella misma la "autora de los hechos".

El suceso se produjo el pasado martes, cuando una mujer de 24 años de edad apareció en Irún (Gipuzkoa) maniatada, amordazada y en estado de coma. La joven, que fue encontrada en un talud de la GI-636, entre la variante de Irun y Mendibil, tuvo que ser rescatada por una unidad de bomberos porque se encontraba en una zona de difícil acceso y posteriormente hospitalizada en el Hospital Donostia de San Sebastián.

El Ayuntamiento del municipio, que condenó "de forma unánime" los hechos ocurridos y llegó a celebrar una Junta de Portavoces, convocó una concentración de "repulsa y condena".

No obstante, fuentes de la Policía vasca han informado de que, con las evidencias obtenidas hasta el momento, la "principal hipótesis de la investigación" es que fue la propia joven la autora de los hechos. La Policía vasca mantiene abierta la investigación.

Noticias relacionadas