La primera 'factura' de la nueva mayoría en Castilla y León: el PSOE pide revisar el equilibrio en Cortes
Cyl dots mini

La primera 'factura' de la nueva mayoría en Castilla y León: el PSOE pide revisar el equilibrio en Cortes

Patricia Gómez, procuradora del PSOE en las Cortes de Castilla y León. Foto: Ical

El PSOE exige que las comisiones de las Cortes se ajusten a la situación de pérdida de la mayoría de PP-Cs: los socialistas creen que no pueden tener nueve representantes porque la formación naranja tiene una procuradora menos.

El Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León ha exigido que la composición de las comisiones parlamentarias se ajuste a la situación actual de pérdida de la mayoría absoluta por parte de Partido Popular y Ciudadanos después del debate de la moción de censura y con la salida de María Montero de la formación naranja. En una rueda de prensa, la secretaria general del Grupo Socialista en las Cortes, Patricia Gómez, explicó que así lo demandan en el escrito registrado ya a la Mesa de la Cámara, que es quien hará la propuesta y tomará la decisión, oída la Junta de Portavoces, cuya reunión, según fuentes parlamentarias, está prevista para el 9 de abril.

 

Gómez manifestó que la nueva composición se debe atener al artículo 39 del Reglamento de las Cortes en el que se especifica que los grupos parlamentarios tendrán una proporción en función a su importancia numérica en la Cámara. El Grupo Socialista cuenta con 35 escaños, el Popular con 29, Ciudadanos con 11, el Mixto con cinco y la procuradora no adscrita.

 

Al inicio de la legislatura con el pacto de gobierno de PP-Cs, se acordó que las comisiones tuvieran 17 miembros: siete del Grupo Socialista, seis del Popular, tres de Ciudadanos y uno del Mixto. La suma de PP y Cs de nueve les otorga la mayoría, que ahora el PSCyL pide que se ajuste a la actual situación. En tal sentido, Patricia Gómez explicó que el reajuste se debe producir en Ciudadanos, que no podrá contar con tres miembros en cada comisión, como hasta ahora, porque tiene un escaño menos.

 

El viernes 19 de marzo la procuradora María Montero registró su baja en Ciudadanos para inaugurar la categoría de procuradora no adscrita en la Cámara, dado que decidió mantener el acta de electa en las listas de la formación naranja por la provincia de Salamanca y no devolverla, como la ha solicitado su expartido.

 

Según el Reglamento, como procuradora no adscrita podrá participar en una comisión, la que le sea asignada por la Mesa de las Cortes. María Montero presidía la Comisión de Sanidad y la comisión de investigación del plan de medios de la Junta, que ahora tendrán que elegir nuevo presidente o presidenta. La salida de Montero de Ciudadanos afecta a las otras comisiones de las que formaba parte: la vicepresidenta de las comisiones de Educación y Estatuto; portavoz en la de la Presidencia y vocal en la de Cultura y Turismo.