La presidenta del Consejo de Estado ensalza las medidas sociales del Gobierno frente a la crisis del coronavirus
Cyl dots mini

La presidenta del Consejo de Estado ensalza las medidas sociales del Gobierno frente a la crisis del coronavirus

Archivo - La presidenta del Consejo de Estado, Mª Teresa Fernández de la Vega
Fernández de la Vega alerta por la supervivencia del Estado de Derecho en Europa con reformas de países como Polonia o Hungría



MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, ha defendido este miércoles las medidas sociales promovidas por el Gobierno de Pedro Sánchez para hacer frente a los efectos de la crisis derivada de la pandemia del coronavirus porque han contribuido a reforzar el Estado de Derecho por la vía de la potenciación de la igualdad y, por ende, a mejorar la democracia.

Durante su participación en el curso de verano organizado por la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP), De la Vega ha puesto en valor las propuestas impulsadas por el Ejecutivo de coalición, pues considera que han sido "muy necesarias" para los más de 2,5 millones de personas que sufren pobreza severa en nuestro país.

En concreto, ha elogiado la aprobación del Ingreso Mínimo Vital (IMV), una medida que experimentó "algunos problemas" al principio pero que augura que ha llegado "para quedarse", así como los ERTES, una solución que no sólo se ha aplicado en España sino a nivel europeo y que han impedido que el Covid impactara aún más en el empleo. En este punto, ha destacado que la pandemia ha provocado que más de 23 millones de europeos se hayan ido al paro.

La máxima responsable del citado órgano consultivo también ha aplaudido que el Ejecutivo decidiera que, durante el estado de alarma, se aplazara el pago de los alquileres, se frenaran los desahucios, se protegiera a los trabajadores más vulnerables, se estableciera una prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos o se garantizara los suministros a los ciudadanos más desfavorecidos.

INTRANQUILIDAD POR LA EUROPA DE LA IGUALDAD

Y es que, según ha señalado, los efectos de la pandemia están condicionados por las desigualdades entre y dentro de los países, lo que obliga, a su juicio, a ahondar "más que nunca" en el Estado de Derecho social en el escenario postCovid.

En este punto, ha dicho que existen razones para estar "intranquilos" en torno a la supervivencia en Europa del Estado de Derecho democrático e inclusivo, teniendo en cuenta, por ejemplo, las reformas que se están llevando a cabo en países como Polonia y Hungría contra la libertad de los jueces o la libertad de expresión.

"Y la regresión no sólo continúa, sino que parece imparable", ha advertido, cuestionando en concreto que recientemente el Gobierno polaco haya expresado su voluntad de acabar la Convención de Estambul contra la violencia machista, así como la legislación homófoba aprobada en Hungría. "El tema es preocupante", ha dicho.

LO VIEJO CONOCIDO YA NO ES MEJOR QUE LO BUENO POR CONOCER

Así las cosas, y ante el incremento de la desigualdad con motivo de la crisis de la pandemia, la que fuera vicepresidenta del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha insistido en la necesidad de reforzar el Estado de Derecho global adoptando medidas específicas que no se basen en "lo viejo conocido" que, en su opinión, "ya no es mejor que lo bueno por conocer".

"Nada me gustaría más que ver que lo bueno que está por venir es la consolidación del un Estado de Derecho a nivel global en el que los ciudadanos tengan acceso a servicios básicos y que no sea incompatible con el Planeta --ha dicho--. Es el espíritu de la agenda 2030, el de no dejar a nadie atrás".

Y, en este punto, se ha dirigido especialmente a los jóvenes, a los que ha pedido que no se cansen de ser "militantes" del Estado de Derecho para contribuir a la construcción de una democracia "resiliente" en el que se "dignifique" la política y el diálogo sirva par resolver los grandes desafíos globales.