Cyl dots mini

La Policía Nacional recuerda la obligación de comunicar la identidad de los inquilinos de viviendas vacacionales

Miembros de Policía Ncional investigan el suso de pisos turísticos.

Según la Ley orgánica 4/2015 no cumplir con estas obligaciones puede acarrear sanciones desde 600 hasta 30.000 euros

Las viviendas turísticas deben informar de la identidad de sus inquilinos a la Policía y sus propietarios deben saber que no hacerlo puede conllevar sanciones. La Policía Nacional recuerda que la ley dispone que el propietario o gestor está obligado a identificar a todos los viajeros mayores de 16 años, mediante el “Parte de Hospederías”, confeccionar un Libro-Registro de Viajeros y comunicar la entrada en las 24 horas siguientes a la Policía Nacional o Guardia Civil, según el lugar donde se halle la vivienda de alquiler vacacional, además el viajero debe firmar el parte de entrada.

 

El primer paso que debe realizar cualquier persona interesada en alquilar una vivienda turística será acreditarla. Para ello los propietarios o gestores de deben acreditarse como tales, únicamente de forma presencial, en la Comisaría de Policía Nacional o Guardia Civil en  la que esté circunscrita la vivienda aportando: escritura o nota simple y, en su caso, contrato de gestión de la vivienda, declaración responsable de la actividad presentada en el Registro de Turismo de la Comunidad Autónoma, y documento de identidad del compareciente.

 

Posteriormente deberá de darse de alta la vivienda a la que se asignará un código único de identificación así como una contraseña para acceder al Sistema de Hoteles, desde el que se podrán comunicar los hospedajes de forma telemática, accediendo al sistema para enviar partes de entrada de viajeros de la Policía Nacional https://www.webpol.policia.es/e-hotel/ o en el caso de la Guardia Civil https://hospederias.guardiacivil.es/

 

Este parte debe enviarse a la Policía Nacional o Guardia Civil, en el plazo de 24 horas, bien por fax, o telemáticamente utilizando la aplicación policial en la que ya se habrá tenido que dar de alta; o bien de manera presencial acudiendo a la Comisaría con soporte informático o dos copias de soporte físico.