La Policía Nacional arresta a un presunto estafador que utilizaba el método de los 'billetes tintados'
Cyl dots mini

La Policía Nacional arresta a un presunto estafador que utilizaba el método de los 'billetes tintados'

Policía Nacional. Foto de archivo.

Supuestamente, el acusado defraudó 52.000 euros a una víctima y posteriormente le reclamó 30.000 más.

La Policía Nacional de Ávila ha detenido al presunto autor de un delito de estafa por el procedimiento de los 'billetes tintados', que supuestamente defraudó 52.000 euros a su víctima y le reclamaba 30.000 más para que ésta tuviese acceso a unos reactivos necesarios para el lavado de los billetes tintados.

 

El detenido, tras ser sometido a la reseña dactilar, presentaba tres filiaciones distintas y diferentes fechas de nacimiento. También se le incautó un teléfono móvil, tres tarjetas SIM y una tarjeta de crédito a nombre de un tercero.

 

La metodología del delito consiste en hacer creer a su víctima que para poder sacar dinero del país del autor tienen que tintar de negro el dinero para que no sea detectado en la aduana, presentando en ese acto a la víctima un fajo de papeles tintados que supuestamente se correspondían con la cantidad de 110.000 euros en billetes de distinto valor de curso legal y ahora había que aclararlos.

 

Para ello, era necesario intercalar billetes auténticos a los que se les aplicaría una serie de reactivos tras lo cual los billetes tintados perderían la tonalidad negra, alcanzando así su aspecto real.

 

Utilizando diferentes productos líquidos se envuelven los billetes en papel de aluminio y en un descuido de la víctima cambian el fajo, llevándose los 52.000 euros aportados por la víctima y dejándole un paquete conteniendo los supuestos billetes con la consigna de que al cabo de dos días, los reactivos habrían hecho su efecto.

 

El comprador cae en el engaño y guarda en su poder el 'paquete' con la esperanza de que se revele la cantidad de dinero esperada. Pasados varios días y al comprobar que nada ocurre, telefonea a los vendedores, quienes le dicen que necesita un nuevo producto químico por el que ha de abonar 30.000 euros más.

 

Una vez interpuesta la denuncia por la víctima, se establece el correspondiente operativo que culmina con la detención de uno de los presuntos autores; en el dispositivo de detención colabora también  un agente de la Guardia Civil  de la Comandancia de Avila, puesto que la actividad delictiva se inició en Benavente (Zamora).