La Plataforma por la Sanidad Pública del Tiétar tilda de "fracaso" el modelo de residencia de mayores y pide que estén bajo el control de la Consejería de Sanidad

E.P.

Inciden en que la mayoría de ellas no disponen de servicio médico y de enfermería, dependiendo de los servicios que prestan los equipos de Atención Primaria.

La actual epidemia de la COVID-19 está afectando a toda la población, pero en especial a la población de mayor edad y con patología crónica múltiple, es la que presenta una mayor mortalidad. Por ello, la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Valle del Tiétar creen que “los residentes y usuarios de las residencias de mayores y de otros centros residenciales se encuentran en una situación de vulnerabilidad ante la infección por COVID-19”, es decir, “representan un gravísimo problema de salud pública”, inciden. Por ello, se muestran muy preocupados por la situación en la que se encuentran las residencias de mayores en general y de su comarca en concreto.

 

Castilla y León es una de las cuatro Comunidades Autónomas donde más fallecimientos se han producido en residencias de personas mayores. El gran foco de esta pandemia han sido las residencias, donde se han registrado cerca del 70% del total de fallecimientos. También, según el Ministerio de Sanidad, “los datos y los estudios realizados hasta la fecha muestran que la COVID-19 afecta de forma más grave a mayores de 65 años con patología cardiovascular previa (sobre todo hipertensión e insuficiencia cardíaca) y en menor medida a aquellos con patología respiratoria crónica y diabetes”. Según esta fuente, un estudio realizado en China revela que la mortalidad es de 3,6%, en la franja de edad entre 60-69 años, del 8% entre 70-79 años y del 14,8% en los mayores de 80 años.

 

Ante estos datos la Plataforma asegura que hasta el día 23 de abril, en la provincia de Ávila había 3.599 personas en centros residenciales, de los cuales 282 fallecieron por diversas causas. De entre ellas, 94 fueron confirmadas por coronavirus y 76 no confirmadas, pero con síntomas compatibles con la COVID-19. El número de personas residentes en centros de mayores confirmado por coronavirus fue de 453, el de aislados con síntomas compatibles de 105 y en aislamiento preventivo sin síntomas de 343.

 

Por lo que según estos datos inciden en que esta tragedia “no puede achacarse solamente a que por la edad son personal de riesgo". Por lo que creen que hay otras causas que han colaborado a esta situación, como son "la precariedad laboral de los trabajadores y trabajadoras de estos centros (mayoritariamente mujeres),  la falta de medios materiales y técnicos, y la falta de personal (incumpliendo las ratios establecidas)”.

 

A estas deficiencias de base se ha sumado según la asociación, con la aparición de la COVID-19, que las trabajadoras de estas instituciones “no hayan podido cumplir los protocolos dados por las administraciones por la falta de recursos para llevarlos a cabo, como la carencia de equipos de protección, la escasez de personal, o las deficiencias estructurales”, reafirman.

 

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, ha señalado que las personas de las residencias de mayores necesitan ayuda diaria para su higiene y, en muchos casos, “para realizar desplazamientos y poder comer, lo que implica una alta intensidad de contacto físico con las cuidadoras profesionales (más alta incluso, en intensidad y frecuencia, que en un hospital de agudos).”

 

El 75% de las residencias de mayores (la mayoría) en España son privadas. Muchas pertenecen a grandes fondos de inversión cuyo fin último es el reparto de dividendos. La mayoría de las residencias privadas no disponen de servicio médico y de enfermería, sino que dependen de los servicios que prestan los equipos de Atención Primaria. Las residencias que sí tienen servicio médico y enfermería no suelen tenerlo disponible las 24 horas del día los 7 días de la semana, y tampoco tienen acceso a medicación hospitalaria, a material sanitario para administración intravenosa o aerosolterapia, ni a equipos de protección individual. La gran mayoría de centros tampoco disponen de oxígeno en las habitaciones ni tienen la capacidad para poder prescribirlo y se les debe proporcionar por los circuitos habituales de oxigenoterapia a domicilio”, aseguran.

 

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Valle del Tiétar argumenta que lo que nos está enseñando esta emergencia sanitaria es que “las residencias de mayores, y por tanto los cuidados que en ellas se dispensan, tienen grandes deficiencias y carencias, también las públicas; al mismo tiempo nos muestra que las administraciones competentes, o sea las Comunidades Autónomas, han fallado en la supervisión y no siempre han atendido a las denuncias de las familias y organizaciones sociales”.

 

Esta “aterradora” cifra de muertos en las residencias de mayores “certifica de manera rotunda el gran fracaso del modelo de residencia”. “Hoy lloramos por nuestros padres, madres, abuelos y abuelas pero nuestras lágrimas no servirán de nada si seguimos sin exigir la necesaria  titulación sanitaria de cuidadoras y cuidadores, sin dar la cobertura sanitaria pública que se demanda, sin el equipamiento correspondiente, sin formar al personal, sin disponer de edificios compartimentados con posibilidades de aislamiento, sin duplicar las ridículas ratios de personal por residente aprobadas por la Junta de Castilla y León, etc.  Lloraremos más y más pero nuestros mayores seguirán sin tener la atención que merecen y a la que tienen derecho”, denuncian.

 

Por ello piden al Estado que aumente de forma urgente las residencias de gestión pública, para  que haga de todas, públicas y privadas, “verdaderos espacios sociosanitarios de calidad, con las debidas exigencias y controles para que no se repita un drama como el que está sucediendo en estos días”.

 

Por lo que creen que es necesario sustituir el actual modelo de residencias a otro que sitúe el bienestar de las personas mayores como objetivo único; por lo que creen imprescindible que las residencias de mayores estén bajo el control de la Consejería de Sanidad, y no de la Consejería de Familia como ahora.

 

Por último, la plataforma recuerda que sigue sin atenderse la puesta en marcha de una residencia sanitaria para el Valle del Tiétar, proyecto del cual todavía no se sabe nada pero que nos parece de urgencia, “ya que la población de esta comarca es cada vez más mayor y necesita un servicio sanitario que atienda sobre todo enfermedades crónicas”, y que evite desplazamientos al hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila.

Comentarios

Fernando Garrido 06/05/2020 12:03 #2
Vaya nota informativa más bien trabajada, como decía un alcalde de Arenas: " viene de arriba". Estoy seguro de que el mismísimo Pablo Iglesias ha echado algo de perejil, pero ni siquiera Pablo Iglesias es Dios y algún error comete: el primero es que el área funcional en el que pretenden incluir a las residencias de ancianos no es sanidad, sino por motivo de eficiencia administrativa es familia o, tal vez, servicios sociales. Hay errores más serios que viene de una falsa apreciación de la realidad social española y es que al igual que los centros de enseñanza concertados, las residencias privadas, por ahora, son necesarias porque la administraciones públicas no han sido capaces de crear una red, que merezca ese nombre, y hacerlo, si hay voluntad llevará años. Lo que no se plantea los de la "Plataforma" es lo de sentido común: que se dicten una regulación exigente en el funcionamiento de las residencias de ancianos y sobre todo que esta normativa se cumpla a través de un cuerpo "serio" de inspectores y de un derecho sancionador que no sea papel mojado. Cada día que pasa me cuesta distinguir más a los rojos de los fachas y ahora mismo no sé lo que son los de la Plataforma, si podemitas, sociatas de Sánchez, o un poquillo carcas. Porque dejando lo inmediato de la política creo que la gente de izquierdas lo que debemos pensar es construir una cultura de integración de los mayores en las familias, en sus pueblos o barrios y dejar esta antesala de la muerte que son las residencias como último recurso y junto a esta Cultura ir creando el marco legal, los equipamientos... que hagan posible que nuestros mayores no salgan del entorno de su familia ,amigos y de sus pueblos.
Uno 04/05/2020 20:02 #1
La CAM esta empezando a despedir a los que aplaudiais desde los balcones , y seguirán privatizando, a vosotros os volverán a distraer y a las proximas elecciones les volvereis a vota..porque no habéis aprendido nada....por mas que os apaleen seguis R que R...todo en la vida tiene consecuencias aunque no sean deseadas, por eso mismo la vida es priorizar..

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: