La Plataforma en Defensa del Abono Transporte E recogerá firmas para su puesta en marcha en Ávila y Segovia

Un momento de la rueda de prensa de la Platafomorma por el Abono E.

Después de conseguir que no desapareciera el convenio entre Madrid y Castilla y León para la aplicación de las prolongaciones del abono C2, esta agrupación de personas de las dos capitales castellano y leonesas se han propuesto que se ponga en marcha el abono E, como ya pasa en ciudades de Castilla-La Mancha como Toledo y Guadalajara.

La Plataforma en Defensa del Abono Transporte E ha presentado su campaña de recogida de firmas para que se ponga en marcha el abono transporte con esa denominación y que también exigen desde su colectivo en Segovia, y que tiene como objetivo tener los beneficios del transporte público madrileño como lo hacen en Castilla-La Mancha, donde ya está en marcha en Toledo y Guadalajara y está previsto para próximas fechas en Cuenca, tal y como señalaron.

 

Estos abonos, que extienden la red de transportes fuera de la Comunidad de Madrid, supondrían "incontables ventajas", tal y como han apuntado desde el colectivo en boca de una de sus portavoces, Lorena Sánchez, quien destacó, entre otras cosas el tema de los precios de dichos abonos, que van desde los 110 euros mensuales de la zona denominada como E1 y los 132 euros de la E2, tal y como establece el Consorcio Regional de Transportes, a los 185 y 250 euros que actualemente tienen que pagar en Ávila y Segovia para llegar hasta la capital de España.

 

En esta presentación pública de sus reivindicaciones, este colectivo argumentó las mismas razones que ya hiciera  hace unas semanas cuando se concentraron de forma espontánea en la Estación de Autobuses ante la amenaza de la desaparición del abono C2, con el que venían funcionando hasta ese momento y en el que se podía utilizar el transporte madrileño hasta los límites de la Comunidad aplicando "prolongaciones" hasta las capitales del sur de Castilla y León.

 

Tal y como expusieron entonces, este tema afecta a unas 300 personas, entre abulenses y segovianos, y lo ven como un problema que puede provocar incluso que algunos decidieran irse de estas ciudades a residir a Madrid para ahorrarse los costes que supone el transporte, como apuntaron que ya ha sucedido en varios casos. Y para ellos "Ávila no puede permitirse el lujo de perder población" y la implantación del abono E, incluso, podría servir para que "otra gente se decidiera a residir en Ávila".

 

La reivindicación de la puesta en marcha del abono E en Castilla y León surge después de que la Junta ratificara el mantenimiento del abono C2, que vieron que "se quedaba corto", después de ver que "desde 2001 en Castilla-La Mancha tienen un convenio mucho mejor" con la ventaja de que "ellos pueden viajar desde sus ciudades y pueblos por toda la Comunidad de Madrid solo con ese abono, incluyendo autobús, metro y tren sin prolongaciones".

 

Desde esta plataforma, según han anunciado, ya se han dirigido a todos los partidos y les han manifestado su apoyo, como pasó la semana pasada con el caso del alcalde de funciones, Alberto Plaza, y la recogida de firmas se prolongará hasta mediados de septiembre, cuando serán entregadas de forma simultanea desde Ávila y Segovia dirigidas a la Junta de Castilla y León.

Noticias relacionadas