La Plataforma de Candeleda se une a las movilizaciones por un Tajo "vivo" y en contra del trasvase

El próximo 26 de septiembre, ciudadanos de Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla-León, Extremadura y varias localidades en Portugal se unen para reclamar la recuperación del Tajo para sus ciudadanos y decir no al trasvase Tajo-Segura

Saldrán a la calle para exigir a las administraciones competentes una gestión del agua y el territorio que permita revertir el grave deterioro que sufren el Tajo y otros ríos de la cuenca, para lo que es indispensable el cese del trasvase Tajo-Segura.

 

Los colectivos, municipios e instituciones convocantes, agrupados en la Red Ciudadana por una Nueva Cultura del Agua en el Tajo/Tejo y sus Ríos, rechazan con rotundidad la próxima aprobación del nuevo Plan  Hidrológico de la Demarcación del Tajo para el período 2015-2021, al que consideran "un plan da continuidad a la mala gestión del río que supone el Plan actualmente vigente, plan que ha sido recurrido por colectivos de la Red ante los Tribunales españoles e instituciones europeas". Ademas, añaden " asume servilmente la pérdida de la prioridad de la cuenca del Tajo y de sus ciudadanos, reconocida por Ley,  otorgándosela a los usuarios del trasvase Tajo-Segura.

 

Afirman que "la inadecuada gestión del agua que se hace en el Valle del Tiétar, sin un control real por parte del organismo de cuenca, ocasiona que gran parte de nuestros ríos y gargantas se queden sin una sola gota de caudal circulante en los meses de verano en sus tramos medios y bajos. Ello es consecuencia de la falta de control de las extracciones y de los vertidos, muchos de ellos sin legalizar y dispersos por todo el territorio. A ello hay que añadir las presiones e impactos derivados de un modelo territorial en el Valle, incompatible con la conservación de los ecosistemas acuáticos y los altos valores ambientales que el Valle del Tiétar posee"

 

Por todo ello, se han convocado concentraciones y diversos actos a lo largo de toda la cuenca del Tajo, en lugares como Sacedón (Guadalajara), Aranjuez (Madrid), Toledo, Carpio de Tajo y Talavera de la Reina (Toledo), Candeleda (Ávila), El Gordo (Cáceres) y otras once localidades portuguesas entre las que se incluyen Abrantes, Santarem y Lisboa, abarcando así a cuatro comunidades autónomas y dos países.

 

En Candeleda y organizado por la Plataforma contra la Especulación Urbanística y Ambiental de Candeleda, la concentración tendrá lugar a las 11 de la mañana en el Puente Viejo.

 

Al finalizar cada uno de los actos se leerá un Manifiesto, que hasta ahora han suscrito más de 150 organizaciones, ayuntamientos y colectivos de la cuenca del Tajo de los dos países, así como numerosos colectivos de otras zonas del país, y que continúa abierto a recibir más adhesiones hasta el próximo 29 de septiembre.

 

En el manifiesto, los colectivos y ciudadanos del Tajo reclaman, entre otros puntos: el establecimiento en el Tajo, y todos los ríos de la cuenca, de un régimen obligatorio de caudales ecológicos real que permita recuperarlos como Ríos Vivos y medioambientalmente sanos; la finalización del trasvase Tajo-Segura; la mejora de la depuración de las aguas residuales en toda la cuenca del Tajo, especialmente en la Comunidad de Madrid; una explotación hidroeléctrica en Extremadura que permita la llegada a Portugal de un régimen adecuado de caudales ambientales en el Tajo, y que se reduzca y elimine la contaminación de todo tipo en el río, incluida la radioactiva; la mejora de la gestión del río en la parte portuguesa.