La Mancomunidad Sierra de Ávila-Este se remite a la Declaración Ambiental de la mina de feldespatos

Cerro Gorría, ubicación pretendida para la mina.

Tras el pleno extraordinario celebrado el jueves para tratar el tema ha aprobado por mayoría manifestar, al igual que el resto de población de la zona, su profunda inquietud sobre este proyecto.

La Mancomunidad Sierra de Ávila-Este, con respecto al posible aprovechamiento de una mina de feldespatos en el paraje conocido como Cerro Gorría y que afecta a varios de los ayuntamientos que forman parte de la Mancomunidad, tras el pleno extraordinario celebrado para tratar el tema este jueves, ha aprobado por mayoría manifestar, al igual que el resto de población de la zona, su profunda inquietud sobre este proyecto.

 

Desde la Mancomunidad, sin embargo, no se puede decir a día de hoy si el proyecto va a ser bueno o malo para los municipios que forman parte de ella. Desde varios de estos ayuntamientos se lleva más de un mes recabando documentación, manteniendo reuniones y trabajando en la recopilación de información sobre este proyecto y ya se han presentado alegaciones.

 

Esta entidad quiere mostrar su máximo respeto a los procedimientos legales de tramitación, "porque en ellos están las garantías constitucionales de todos los ciudadanos, garantías tanto para nuestros vecinos como para la empresa".

 

Los ayuntamientos que forman parte de la Mancomunidad están verdaderamente comprometidos con la calidad de vida de sus pueblos y sus habitantes, su viabilidad hacia el futuro y la defensa de sus intereses.

 

Señalan que "confiamos plenamente en que la Junta de Castilla y León va a defender los intereses de nuestros vecinos desde la legalidad. Por eso, nuestra actitud es de tranquilidad y espera a la conclusión del trámite de Declaración de Impacto Ambiental, pues sólo en ese momento, conocidas todas las situaciones, veremos si el proyecto es beneficioso o, por el contrario, nos perjudica".

Noticias relacionadas