La Junta y 7 universidades de Castilla y León se vuelcan con el deporte universitario

Con este convenio, se pretende potenciar el deporte de alto nivel en la Comunidad, fomentando la práctica deportiva en las universidades, compatibilizando esa práctica con la formación académica y estableciendo unos compromisos mínimos.

La Junta de Castilla y León ha puesto en marcha un programa de apoyo al deportista universitario de alto nivel, a través de un convenio de colaboración con las universidades de Burgos, León, Salamanca, Valladolid, la Universidad Europea Miguel de Cervantes, la Universidad Isabel I y la Universidad Pontificia de Salamanca.

 

Con este convenio, se pretende potenciar el deporte de alto nivel en la Comunidad, fomentando la práctica deportiva en las universidades, compatibilizando esa práctica con la formación académica y estableciendo unos compromisos mínimos y homogéneos de apoyo al deportista universitario de alto nivel en sus respectivas universidades, así como promoviendo medidas de apoyo, asesoramiento, información y beneficios a estos deportistas.

 

La Junta, dentro de la Ley del Deporte de Castilla y León, colaborará y actuará coordinadamente con las universidades en aquellos programas dirigidos a la extensión de la práctica deportiva en el ámbito universitario y establece que la calificación de deportista de alto nivel, concedida por la Consejería a instancias de la Comisión de Evaluación del deporte de alto nivel de la Comunidad, conllevará la posibilidad de acceder, entre otros beneficios, a la compatibilidad de los estudios con la actividad deportiva mediante la adopción de medidas académicas especiales.

 

Por su parte, corresponde a las universidades, dentro de su ley Orgánica, el establecimiento de las medidas oportunas para favorecer la práctica deportiva de los miembros de la comunidad universitaria y, en su caso, proporcionar instrumentos para la compatibilidad efectiva de esa práctica con la formación académica de los estudiantes.

 

MEDIDAS DEL PROGRAMA

 

La finalidad de este programa de apoyo al deportista universitario de alto nivel es compatibilizar, de la mejor manera posible, la vida universitaria, el entrenamiento y la competición de los deportistas de alto nivel durante su etapa universitaria, de tal modo que puedan desarrollar tanto su formación académica como su formación deportiva en las mejores condiciones posibles y procurándose un futuro profesional más allá de la etapa de máxima dedicación deportiva.

 

Para el seguimiento de este programa se crea una comisión de planificación y seguimiento, con el fin de velar, supervisar e impulsar el cumplimiento de los objetivos marcados en el mismo.