La Junta subvenciona en Ávila a 111 beneficiarios la compra de receptores de televisión

Un total de 352 ciudadanos de la Comunidad de Castilla y León dispondrán de ayudas de hasta 400 euros para facilitar su acceso a este servicio considerado de interés general. 

El Boletín Oficial de Castilla y León ha hecho público hoy la resolución de la última convocatoria de subvenciones de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente destinadas a la adquisición de equipamiento y realización de instalaciones individuales de sistemas de televisión vía satélite (SAT-TDT) en aquellas zonas donde existen fallos en la cobertura terrestre.

 

En total, son 352 los ciduadanos beneficiarios de esta ayuda en toda la Comunidad que viven en zonas donde la señal de televisión no se recibe con suficiente calidad. Para solucionar este problema, se ha señalado que se precise de la instalación de equipos receptores SAT-TDT, para cuya adquisición, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha dispuesto este año una nueva línea de subvenciones, con un presupuesto de hasta 140.000 euros repartidos en cuantías por beneficiario de hasta un máximo de 400 euros.

 

De este modo, se ha hecho público en la resolución recientemente publicada en el BOCyL, que en la provincia de Ávila serán un total de 111 los beneficiarios, repartidos a su vez en 37 municipios; por otro lado, en lo que respecta al resto de provincias, Burgos tendrá 29 beneficiarios repartidos en 18 municipios; León, 81 ayudas, en 27 municipios; Palencia contabiliza 80 ayudas en 21 municipios; Salamanca cuenta con 10 beneficiarios distribuidos en 6 municipios; la provincia de Segovia registra 17 subvencionados en 10 municipios; Soria, una persona ha recibido subvención y Zamora presenta 23 ayudas para 6 municipios.

 

El objetivo de estas ayudas ha sido facilitar la compra del primer receptor de TDT por satélite de la vivienda, con prioridad a los ciudadanos empadronados en el lugar en el que se haya realizado la instalación. Los receptores de satélite subvencionados deben adquirirse a través de distribuidores autorizados, que suministran el equipo y realizan la instalación.

 

Esta es la segunda convocatoria de estas características que resuelve la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, con un incremento de casi el 50% respecto al número de beneficiarios, que han pasado de 238 el año pasado a los 357 de este año. Igualmente el presupuesto dedicado a estas ayudas ha aumentado también de 100.000 euros en 2017 a 140.000 en 2018.

 

Actualmente el número de receptores de señal de satélite instalados en las zonas de sombra de la Comunidad es de 13.850, localizados fundamentalmente en zonas de orografía complicada donde la recepción por vía terrestre presenta mayores dificultades.

 

Servicio de Interés

 

Se ha destacado que este sea un servicio de interés general, si bien, resulta una obligación alcanzar al 98% de la población española en el caso de RTVE y al 96% cuando se trata de cadenas privadas. Es por ello que debido a la dispersión de población existente en Castilla y León, la población cubierta dentro del cumplimiento de esas obligaciones sería, en realidad, de unos 10 puntos porcentuales menos. A pesar de ser una competencia estatal, la legislación permite al resto de administraciones públicas llevar a cabo inversiones para ampliar esa cobertura.

 

Ene ste sentido, la Junta de Castilla y León desplegó durante el proceso de transición de la televisión analógica a la digital 651 centros emisores de televisión digital terrestre, cuya construcción supuso una inversión superior a los 45 millones de euros entre los años 2009 y 2010, haciéndose cargo de la totalidad de los trabajos de extensión de la señal de la televisión digital para llegar al cien por cien de la población con la aplicación de las dos tecnologías disponibles, la terrestre y la digital.

 

El despliegue de estos centros complementa a la cobertura ofrecida por las cadenas de televisión, consiguiendo que la señal llegue a un 99% de la población para las emisiones nacionales y a un 94,5% para las autonómicas. La Junta además facilitó 4.500 receptores satélites de señal, de los 13.850 totales, para vecinos empadronados en las zonas de sombra, durante los años 2010 y 2011. En la actualidad dedica más de 5 millones de euros anuales a mantener en perfecto estado de funcionamiento estos centros y facilitar así la recepción de la señal.

 

Al margen de estas carencias de cobertura que trata de paliar la subvención, existen diversos problemas de carácter coyuntural que pueden impedir ver la televisión correctamente en algunos lugares de la geografía de Castilla y León. Se trata de dificultades relacionadas con la climatología, especialmente en zonas donde se reciben emisiones desde diferentes centros, ya que los cambios atmosféricos pueden provocar que algunas señales lleguen con más intensidad de la prevista y produzcan fallos en la recepción; con el estado y posición de las instalaciones receptoras (es preciso contar con una antena correctamente orientada); e incluso con averías en el centro emisor. Si se trata de un centro emisor de la Junta de Castilla y León, la incidencia se puede notificar por medio del teléfono 012. En definitiva, estos problemas que afectan a la falta de calidad de la señal son solucionables a través de filtros, una adecuada orientación de la antena o un arreglo de los desperfectos del centro emisor.

 

Por su parte, las ayudas, cuya resolución se publica hoy para la compra de instalaciones individuales de sistemas de televisión vía satélite SAT-TDT, tratan de paliar la falta de adecuada recepción, no por las razones coyunturales indicadas, que tienen solución técnica, sino por causas estructurales de falta de cobertura de señal digital terrestre de calidad.

 

El Partido Socialista

 

En la mañana de ayer, el secretario general del PSOE en Ávila, Jesús Caro,  señalaba que una de las preocupaciones de la formación fuera la falta de infraestructuras tecnológicas, entre las que destacaba que muchas zonas rurales no tengan "una televisión de calidad". Un problema al que también sumaba la dificultad de la telefonía móvil, porque tal y como destacó en su declaración, "son muchísimos espacios en los que no llega" así como Internet, destacando que hoy día sea esencial "para el trabajo y la calidad económica" de las personas.

Noticias relacionadas